Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Bancos de inversión tratan de mover la venta de Hochtief en España poniendo sobre la mesa el cuaderno de la empresa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hochtief, líder del sector de la construcción en Alemania, está de moda en España. Algunos bancos de inversión parecen haber recibido el encargo de pulsar el mercado nacional para testar la disponibilidad de las constructoras españolas. Según ha sabido El Confidencial Digital, ni Dragados, ni FCC Construcción, ni Necso, ni Sacyr parecen haber mostrado especial interés en la operación.

Hochtief, líder del sector de la construcción en Alemania, está de moda en España. Algunos bancos de inversión parecen haber recibido el encargo de pulsar el mercado nacional para testar la disponibilidad de las constructoras españolas. Según ha sabido El Confidencial Digital, ni Dragados, ni FCC Construcción, ni Necso, ni Sacyr parecen haber mostrado especial interés en la operación.

 

Las compañías inmobiliarias y las constructoras están saliendo al extranjero. Francia ha sido el objetivo inmediato de algunas sociedades de nuestro país. Colonial adquirió el pasado año SFL, Metrovacesa anunció hace tres meses que ponía un pie en el país vecino comprando Gecina y, hace unas semanas, ha sido Fadesa la que expandido su actividad a Francia adquiriendo el 70% de Financière Rive Gauche.

 

Según ha sabido El Confidencial Digital en fuentes del sector, algunos bancos de inversión estarían intentando ahora la colocación en el mercado español de la constructora alemana Hochtief. Se trataría únicamente de una maniobra de aproximación para testar cómo reaccionan las grandes compañías de este país.

 

Sin embargo, algunos analistas consultados por ECD auguran un difícil futuro a este movimiento. Tradicionalmente se ha dicho que “el negocio de la construcción viaja mal”, pues se trata de una actividad cimentada sobre tres patas: la compra y venta de suelo, la promoción y el patrimonio. Sólo en este último caso, explican los entendidos, se entienden las operaciones transfronterizas.

 

Es decir, se compra patrimonio pero es extraña la compra de negocio. De esta manera, se obtiene un mayor peso de balance con el consiguiente beneficio desde el punto de vista financiero. De ahí el rechazo a lo que no sea patrimonio. Muy pocos se arriesgan actualmente a comprar la gestión de construcción, con trabajadores locales, leyes sinuosas, contratas desconocidas para el inversor, reglas no escritas ininteligibles, etc.

 

Por lo pronto, el cuaderno de empresa de Hochtief circula por la capital de España de mano de algunos bancos de inversión.