Viernes 30/09/2016. Actualizado 14:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Acaba de aprobar el pago a todos los afectados

Bankia intentó no devolver a Íker Casillas sus 500.000 euros en acciones

No le perdona haberse convertido en imagen de los preferentistas en la batalla judicial contra la entidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Íker Casillas se ha convertido en la imagen de la lucha contra Bankia, tras el fichaje por el despacho de abogados Arriaga Asociados. El ex portero del Real Madrid, ahora en el Oporto, es uno de los afectados, ya que perdió 480.000 euros en la compra de acciones de la entidad. Al banco le hubiera gustado ahora poder no devolverle el dinero.

Iker Casillas en su presentación como imagen de Arriaga Asociados. Iker Casillas en su presentación como imagen de Arriaga Asociados.

Tal y cómo se contó en ECD, el proceso que se inició el pasado jueves, y al que se han acogido ya más de 50.000 accionistas minoritarios, se está tutelando al milímetro desde la dirección del bancoen contacto permanente con las sucursales.

Bankia tiene constituido un equipo de trabajo que se encarga de calcular la cantidad a liquidar en cada caso y valora si al afectado le corresponde o no esa devolución.

Sin embargo, según ha confirmado El Confidencial Digital por fuentes conocedoras del proceso, Bankia deberá compensar a Casillas si decide presentar una reclamación en algunas de las oficinas, aunque en la entidad se da por hecho que rechazará esta oferta para continuar con su estrategia judicial de la mano de su ‘socio’ Arriaga.

Su expediente, como el del resto de afectados, ha sido analizado con lupa por la cúpula de la entidad por si no resultara preceptivo reintegrarle las cantidades que le corresponden, como en el caso de los altos cargos que participaron en la decisión de la salida a Bolsa, con Rodrigo Rato al frente.

Al igual que miles de accionistas, el guardameta emprendió acciones legales en septiembre pasado, justo después de abandonar el Real Madrid, para recuperar una inversión total de 480.000 euros. Cuando Bankia salió a bolsa en 2011, invirtió 240.000 euros a su nombre y otros 240.000 euros con su sociedad Ikerca S.L.

Todos los inversores minoristas pueden acceder a este reembolso, incluidos los que hayan iniciado cualquier iniciativa, judicial o extrajudicial, de reclamación contra la entidad, como es el caso de Casillas. Pero deberá, una vez que se le haya restituido el dinero si decide reclamar, firmar un acuerdo con el banco en el que acepta desistir de la acción judicial.

No obstante, según se conoció este domingo, Iker Casillas parece que no acudirá a este proceso, para recuperar al menos la parte de la inversión que realizó a título particular, y ha decidido llevar a juicio a la entidad.

Imagen de los preferentistas contra Bankia

Arriaga Asociados, especializado en derecho bancario y financiero, es uno de los bufetes que más publicidad realiza para captar afectados de Bankia, sobre todo por las preferentes y la salida a Bolsa, tanto entre particulares como entre empresas. Sus campañas, además de en los medios de comunicación, llegan a los campos de fútbol, con anuncios luminosos al pie del césped.

Tras el informe de los peritos del Banco de España, que concluyeron que las cuentas del banco estaban maquilladas antes de su salida a Bolsa, en julio de 2011, buena parte de los accionistas que compraron en aquel momento están recibiendo sentencias judiciales favorables.

Florentino Pérez no veía con buenos ojos el fichaje

Lo llamativo fue que la decisión de Íker Casillas de demandar a la entidad y de hacer campaña se produjera tan tarde, cuando había ya miles de personas que llevaban meses reclamando el dinero perdido. En el entorno de Casillas explican ahora a ECD que el motivo se encuentra en la estrecha relación financiera que mantiene el Real Madrid, especialmente en la etapa de Florentino Pérez, con Bankia y la antigua Caja Madrid.

El presidente del club no veía con buenos ojos que uno de sus jugadores estrella se convirtiese en el ‘azote’ de la entidad que mayor volumen de crédito ha venido concediendo en los últimos años para construir el proyecto del Real Madrid. Algunos de esos préstamos están todavía pendientes de pago y, por tanto, de renegociaciones. Tal circunstancia desaconsejaba que, mientras fuera jugador blanco, actuara contra Bankia.

Y más aún convertirse en imagen de Arriaga Asociados. En el sector no pasan por alto ahora que, en junio de 2009, a las 72 horas de que Florentino Pérez se aupara como presidente, Miguel Blesa aprobó conceder al Real Madrid un crédito de 76 millones para acometer la mayor renovación de la plantilla de la historia, con la compra de Cristiano Ronaldo, Kaká, Karim Benzema y Xabi Alonso, por un importe aproximado de 226 millones de euros.

Además, hasta mediados de septiembre pasado, Bankia controlaba un 7,5% de los derechos de imagen del equipo madrileño. Junto con Mediapro, la entidad sustentaba estos derechos a través de la empresa “Real Madrid Gestión de Derechos”, hasta que Florentino Pérez decidió ejecutar la recompra, en una operación por la que pagó 29 millones de euros a las dos corporaciones.