Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Ningún miembro del Gobierno ha sido convocado en los últimos dos años

Club Bilderberg. Cebrián mete ‘con calzador’ a De Guindos para justificar la presencia de Albert Rivera

Tenía decidido invitar al líder de Ciudadanos y ha incluido a última hora al ministro de Economía para evitar un nuevo enfado de Rajoy

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lo llaman el “Gobierno del mundo en la sombra” y se reúne este fin de semana en Chantilly (Virginia, EEUU). El Club Bilderberg es uno de los foros políticos y económicos mundiales de más alto nivel. Y se rige por el máximo secretismo sobre los temas que allí se discuten. Una de las sorpresas españolas es el estreno de Albert Rivera.

Mariano Rajoy y Albert Rivera. Mariano Rajoy y Albert Rivera.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones, las gestiones con el líder de Ciudadanos comenzaron en el mes de marzo. Los contactos para que acuda a la cita han sido protagonizados por el máximo ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián.

Recupera la presencia del Gobierno 

El cierre de la lista definitiva de asistentes no ha resultado sencillo para Cebrián. Según las fuentes consultadas por ECD, el Ejecutivo de Rajoy ha estado a punto de quedar fuera por tercer año consecutivo de la reunión del "Gobierno del mundo en la sombra".

En las últimas ediciones, la máxima del consejero delegado de Prisa ha sido limitar la invitación a un solo político español por convocatoria. En 2015 se le ofreció ese puesto a Pedro Sánchez y el año pasado a Albert Rivera. Ninguna de las dos gestiones salieron adelante. El año pasado encontró una alternativa fuera del gobierno: Luis Garicano.

Pero esta vez ha considerado que "debía hacer un juego de equilibrios" para no enfadar a Moncloa con la invitación al líder de Ciudadanos. Se ha visto forzado a cursar a última hora una invitación a Luis de Guindos. "Lo ha metido con calzador", aseguran en el entorno del directivo de Prisa.

El malestar del Gobierno tiene su razón de ser en que, efectivamente, ningún ministro ha figurado en la representación política española seleccionada por Juan Luis Cebrián desde 2014, cuando acudió José Manuel García-Margallo.

Hasta entonces, la clase política española había estado representada siempre por miembros del Gobierno. Así, el ex ministro de Exteriores asistió a ese encuentro; en 2013, el de Economía, Luis de Guindos; en 2012, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría; y en 2010 el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. 

Recompensar a Luis de Guindos

Ahora, la elección de Luis de Guindos tampoco es casual. Hay que recordar que el propio Rajoy reprochó personalmente a Cebrián que ningún miembro del Gobierno pudiera defender en 2015 el nombramiento de Luis de Guindos como presidente del Eurogrupo ante los líderes mundiales, al no haber sido invitados.

Mientras tanto, el ministro de Finanzas de Holanda, Jeroen Dijsselbloem, rival del ministro español en esa carrera, sí estuvo presente en los debates. No fue el único representante holandés de alto nivel. En la delegación de este país figuraron personalidades tan relevantes como la reina Beatriz; el primer ministro, Mark Rutte; el Gobernador del Banco de los Países Bajos, Klaas Knot; y el presidente de la petrolera Royal Dutch Shell, Ben van Beurden.

La delegación española estuvo formada aquel año únicamente por la presidenta del Banco Santander, Ana Botín. Pedro Sánchez se cayó a última hora del cartel. 

Exigió a Rivera despejar su agenda

Fuentes conocedoras de los detalles del encuentro de estos días en el hotel Westerfields Marriot de Chantilly explican también a ECD que uno de los principales obstáculos que ha encontrado Cebrián con Albert Rivera es que la organización no permite una “asistencia a la carta”. Se exige acudir a todos los debates del evento y no seleccionar algunos encuentros.

La primera exigencia contempla que, una vez reunido el Club Bilderberg, no es posible salir del hotel. Aceptar la invitación implica un compromiso de acudir, no comentar las deliberaciones y participar en todas las sesiones que se desarrollan.

Esta “condición innegociable” complica la asistencia de políticos españoles, al menos de aquellos situados en la primera línea como Rivera. Por ello, una de las advertencias del ejecutivo al líder de Ciudadanos ha sido que debía despejar su agenda durante los tres días que dura el encuentro. No le ha quedado más remedio que aceptarlo.

También se exige acudir sin acompañante y la invitación es nominal. Dentro del hotel donde se realiza la reunión no se puede ir con escolta. No se puede tampoco llegar en un coche propio. Se debe utilizar un vehículo proporcionado por la organización, que se distingue por tener una “B” en la luna delantera.

No dar munición a Podemos en campaña

La participación de Albert Rivera este fin de semana en la reunión secreta del Club Bilderberg está prácticamente cerrada desde hace un año.

En aquel momento, declinó la invitación a última hora. Tuvo en cuenta lo “inoportuno” de su asistencia a la cumbre del “Gobierno del mundo en la sombra” en Dresde (Alemania). Su presencia suponía “dar más munición a Podemos en plena campaña electoral para el 26-J””.

Un escenario que no le convenía entonces y que explica la asistencia definitiva del responsable económico de Ciudadanos, Luis Garicano, más vinculado por su perfil a este tipo de citas.

Su presencia no resultaba tan dañina. Acuden al encuentro un centenar de jefes de Estado y de gobierno, ministros de Economía, banqueros centrales, consejeros delegados de las principales multinacionales, jefes de Estado Mayor, y directores de las redes televisivas y editoriales más importantes de Europa y América del Norte.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·