Lunes 26/09/2016. Actualizado 13:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Horas después de la propuesta de Pablo Iglesias al PSOE

Bronca a España en Davos por incumplir la promesa de frenar a Podemos

De Guindos, Ana Botín, FG, Sánchez Galán... escucharon reproches porque el año pasado dieron garantías de que el populismo no se convertiría en alternativa de Gobierno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La reacción internacional a la puesta en escena de Pablo Iglesias, reclamando la vicepresidencia de un Gobierno del PSOE en España, se visualizó este fin de semana también en el Foro Económico Mundial de Davos. Y la recibieron, en primera persona, el ministro de Economía en funciones y los principales empresarios del país.

Luis de Guindos. Luis de Guindos.

Según ha sabido El Confidencial Digital, a través de miembros de la delegación española, los presidentes del Santander, BBVA e Iberdrola mantuvieron apartes, en privado, con máximos ejecutivos de los principales fondos y bancos de inversión extranjeros, como Goldman Sachs, Blackrock y Bridgewater.

También se incorporó a esos encuentros reservados, el pasado sábado, el ministro Luis de Guindos.

Estos líderes mundiales les mostraron sin rodeos su enorme inquietud por los peligros que, desde su punto de vista, puede acarrear que Podemos tenga opciones de Gobierno.

No solo para España. Temen que pueda agravarse la inestabilidad en todo el sur de Europa. El nuevo Gobierno portugués ha sido castigado en los mercados y el del italiano Matteo Renzi está defraudando las expectativas del pasado año.

No se puede dejar todo en manos de la gente

Ante este escenario, altos ejecutivos, especialmente de fondos norteamericanos, reprendieron a los directivos españoles porque “no se puede dejar solo en manos de los ciudadanos la elección de los dirigentes en unas elecciones”. Es decir, sin desarrollar antes “una labor de explicación y de pedagogía hacia los españoles sobre qué futuro les aguarda si Podemos llega a gobernar”.

Consideran que “confiar, sin más, en el buen hacer de la ciudadanía no ayuda a despejar las dudas sobre la estabilidad del país a corto plazo”.

Les reprocharon que no habían sido capaces de explicar a la población que “lo más responsable es votar a políticos que se muestren decididos a tomar las medidas que consoliden la recuperación económica”. Hacerles ver que es necesario respaldar, en definitiva, un programa político que garantice la estabilidad y la salida de la crisis.

España se equivocó en sus análisis sobre Podemos

Según las fuentes conocedoras de los contactos, algunos de los líderes mundiales confesaron en privado estar decepcionados con España. Criticaron que los pronósticos sobre el partido de Pablo Iglesias que les habían transmitido en la edición anterior no se habían cumplido. Lo atribuyeron fundamentalmente a la pasividad de las autoridades y los agentes económicos.

Les recordaron que los mismos representantes de la delegación española se habían mostrado “convencidos” hace un año de que los españoles iban a poner el Gobierno en manos de dirigentes que asegurasen la estabilidad política, entre otras cosas para no amenazar la recuperación económica del país.

Defendieron también que la situación de Grecia, tras el triunfo del partido de Syriza en aquellas fechas, serviría también para resaltar los peligros del populismo y, antes de acudir a las urnas en las convocatorias electorales de 2015, ayudaría a meditar a la mayoría de la sociedad española, que definieron como “mucho más moderada que la griega”.

Algunos de estos líderes mundiales consideran ahora que las explicaciones dadas entonces por Luis de Guindos, Ana Botín, Francisco González e Ignacio Sánchez Galán, solo pretendían calmar la incertidumbre momentánea de los grandes inversores.

Un año después, estos altos ejecutivos “no saben ya a qué atenerse en relación a España” y es el motivo por el que han “comenzado a paralizar importantes inversiones”.

Por su parte, los directivos españoles no entendieron esta dura reprimenda. Se les vio salir de esos encuentros privados con rostro serio y abochornado. No sabían cuál era su responsabilidad directa en el auge en España del partido de Pablo Iglesias. La mayoría de ellos quedaron enmudecidos.

FG alerta de una paralización de las inversiones

Precisamente, el propio presidente del BBVA, recién llegado del foro de Davos, ha reconocido este lunes en una entrevista en El Mundo que “preocupa la incertidumbre política” de España. Y añadió: “empieza a haber una paralización progresiva de toma de decisiones en materia de inversiones”.

“A los que invierten no les gusta la incertidumbre. Hasta que no se sepa qué Gobierno vamos a tener, vamos a estar en impasse en las inversiones”, ha añadido.

El problema catalán se da por amortizado

La delegación española ha regresado, al menos, con dos mensajes positivos que ha recibido de los ejecutivos mundiales con los que ha establecido contactos en Davos.

La economía española ha sido elogiada por personalidades de alto nivel con declaraciones que no se habían escuchado en los últimos cinco años. Reconocen que el Ejecutivo del PP ha realizado una buena gestión económica en esta legislatura. “Lo dicen ya la mayoría de líderes en todos los foros mundiales a los que asisto”, explica el delegado de un reconocido banco de inversión.

Otra de las buenas noticias es que Cataluña ha pasado a un segundo plano en Davos. Los inversores dan por buena la versión del Gobierno de que el proceso independentista “no se va a producir” y que, en todo caso, la mayoría de los catalanes no están por romper con España. Lo que se interpreta como “todo un portazo internacional a la secesión”.

http://mailing.elconfidencialdigital.com/acton/ab/16040/abt-0001