Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La CNE tratará con ‘crueldad’ a Acciona y ACS para hacerse perdonar lo de E.On: las constructoras preparan sus 40.000 folios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Existe un gran interés en la Comisión Nacional de la Energía (CNE) por guardar las apariencias. Si a la alemana E.On se le pidió “una tonelada” de documentación para explicar su OPA sobre Endesa, a Acciona y a ACS se les quiere tratar con el mismo rigor. El objetivo: cuidar las formas.

Lo explican a El Confidencial Digital desde el propio organismo que preside Maite Costa. La intención es evitar cualquier sospecha, también desde la Comisión Europea, de que se ha empleado con E.On una vara de medir distinta. ¿Quién va a pagar ahora el celo del regulador? Acciona y ACS.   La constructora que preside José Manuel Entrecanales ya ha recibido el requerimiento de la CNE para que informe de su operación, de su plan financiero, del impacto de la operación en las actividades reguladas, etc. Todo es culpa del Real Decreto Ley 4/2006, que estipula que cuando una empresa compra más del 10% de una compañía eléctrica, la CNE tiene que dar su autorización.   Lo mismo le va a suceder ahora a la constructora de Florentino Pérez, ACS, que tiene previsto comprar un 10% del capital de Iberdrola. La ley establece que aunque no se rebase ese 10% de participación, si se considera que se trata de la compra de un paquete significativo, la CNE también debe pronunciarse.   Existe, además, un segundo motivo para la apertura de este expediente en la comisión: la ley contempla que si un mismo accionista tiene más del 3% en dos operadores principales de un sector, el organismo regulador tiene que dar su placet. Y se da el caso de que ACS es accionista de Unión Fenosa.   Por todo ello, Acciona y ACS se van a ver en la obligación de informar a la CNE de sus operaciones, pero al mismo nivel que se le exigió a E.On. Hay que recordar que la compañía alemana tuvo que hacer un importante esfuerzo en este sentido:   --Notificó su OPA sobre Endesa el pasado 23 de marzo y entregó un primer bloque de documentación de 32.000 folios el pasado 19 de abril.   --Posteriormente, el organismo regulador solicitó información adicional, petición que E.On cumplió el 27 de junio con la entrega de 12.000 folios más.   --Sin embargo, el 29 de junio, la CNE volvió a pedir documentación complementaria, en concreto aclaraciones sobre la separación entre actividades reguladas y no reguladas y algunos detalles financieros.