Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La CNMV de Conthe abordará con la fusión de los códigos Aldama y Olivenza los límites a la retribución de directivos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que preside Manuel Conthe estudia en estos momentos la fusión de los códigos de buen gobierno corporativo en una síntesis superadora que, según fuentes consultadas por ECD, tratará un tema hasta ahora no regulado y muy sensible para las empresas: las retribuciones e indemnización de directivos.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que preside Manuel Conthe estudia en estos momentos la fusión de los códigos de buen gobierno corporativo en una síntesis superadora que, según fuentes consultadas por ECD, tratará un tema hasta ahora no regulado y muy sensible para las empresas: las retribuciones e indemnización de directivos. Hasta la fecha, ningún legislador ha querido entrar a regular los contratos de alta dirección y los planes de pensiones de los máximos dirigentes de las empresas nacionales, una “fibra sensible” que nadie ha tocado amparándose en la argumentación de que cada consejo es soberano en esos campos. Los códigos Aldama y Olivenza, que han profundizado en las “reglas del juego” para la mejora del gobierno corporativo y la transparencia informativa, tampoco dijeron nada al respecto. La CNMV, en cambio, afronta actualmente la fusión de ambos reglamentos y uno de los aspectos que su presidente, Manuel Conthe, quiere abordar es precisamente éste. Por tanto, una de las piedras angulares del nuevo código de buen gobierno que prepara la CNMV parece que irá en esta línea: asegurar no sólo la transparencia de las retribuciones a los directivos sino también poner negro sobre blanco, hasta donde se le puede retribuir al directivo y hasta donde se le puede indemnizar. Llega la hora de abordar la que algunos analistas califican como la “asignatura pendiente” de los códigos éticos y deontológicos de la empresa cotizada.

·Publicidad·
·Publicidad·