Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La CNMV convocó en secreto a bancos, abogados y agentes de Martinsa y Fadesa para exigirles silencio: nada de efectos bursátiles inducidos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay muchos nervios en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Con la ‘marejada’ bursátil que está en marcha, Manuel Conthe es consciente de que se está jugando su prestigio como árbitro y extrema las medidas. Una secreta reunión celebrada a finales de la semana pasada lo confirma.

Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital, representantes oficiales de la CNMV convocaron el pasado el jueves a bancos de inversión, bufetes de abogados y agentes protagonistas de la la OPA lanzada por Martinsa sobre Fadesa. El regulador exigió encarecidamente a opadores, oferentes y opados que se abstuvieran de realizar cualquier comentario que pudiera provocar un efecto bursátil a través de la prensa.   Poco después, de manera intempestiva, se produjo la polémica declaración de Manuel Conthe en la que aludía a una posible filtración de información privilegiada en esta compra. Un día después, el propio Conthe definió sus palabras de injustas y desafortunadas. Hablo de “error involuntario”, fruto de la “improvisación”.   Dentro de la propia comisión, se habla de unas declaraciones precipitadas e inoportunas. Los periodistas y algunos analistas han mostrado también su sorpresa por esa acusación pues dan fe del escrupuloso silencio en Martinsa y Fadesa: “nadie quiere hablar”, confirman. Entre otras cosas, por la dura advertencia que se transmitió en aquella reunión del jueves.   Dentro de la propia institución se achaca lo sucedido al considerable nerviosismo de la cúpula del organismo ante la avalancha de operaciones bursátiles que se ha desatado. La CNMV, explican las mismas fuentes, es consciente de que se juega su prestigio como árbitro y está ahora un tanto desbordada.   En este sentido, el gesto de Conthe se interpreta como un ‘puñetazo sobre la mesa’, un modo de dejar claro que se va a hilar muy fino. Y eligió para ello la operación más pequeña de cuantas se anunciaron la semana pasada.   Los fondos de inversión, despachos de abogados y expertos bursátiles contemplan expectantes los movimientos del regulador. Consideran fundamental su papel.