Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La CNT no está de acuerdo en cómo ha valorado Jesús Caldera su patrimonio incautado en la Guerra Civil y beneficia a UGT

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Consejo de Ministros del pasado viernes fijó las compensaciones que recibirían la UGT y la CNT valorando el Patrimonio Sindical Histórico de ambas formaciones. El sindicato anarquista no está de acuerdo en como el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha valorado sus propiedades.

El Ministerio de Trabajo ha sido el encargado de tramitar las devoluciones de patrimonio histórico sindical. De esta forma, tal y como informó El Confidencial Digital, la CGTConfederación General del Trabajo, escisión de la CNT, Confederación Nacional de Trabajadores- inició el pasado mes de diciembre los trámites para solicitar al Ministerio de Jesús Caldera la devolución de dichas propiedades. Así, se han producido reuniones mensuales entre Caldera y la CNT para acordar las indemnizaciones.   El patrimonio histórico de la CNT tiene un importante valor económico y, a través de su heredera CGT, presentó un total de 1.500 expedientes reclamando la devolución de sus propiedades. Entre ellas se encuentra el solar que ocupa el complejo empresarial de Azca, en la capital, un inmueble en la Plaza de Cataluña de Barcelona que actualmente está ocupado por unas galerías comerciales, o algunos edificios de Casas Viejas, el pueblo andaluz en el que estalló un alzamiento anarquista en 1933.   Asimismo, la CNT también pide que Trabajo le devuelva la posesión de numerosas cuentas bancarias que fueron incautadas tras la Guerra Civil por el régimen franquista. La suma monetaria de estas cuentas bancarias es muy difícil de calcular. Sin embargo, la CNT realizó una estimación oficial que cifra esos fondos en unos noventa millones de euros, que equivalen a 15.000 millones de las antiguas pesetas.   La pasada semana, como decimos, el Consejo de Ministros aprobó finalmente las indemnizaciones económicas que recibiría la CNT basándose en las propiedades incautadas tras la Guerra Civil. La cifra a percibir asciende a 2,85 millones de euros –cifra muy inferior a la que percibirá la UGT: 26,07 millones de euros-. Unas compensaciones que, bajo el punto de vista del sindicato anarquista, son demasiado bajas, por lo que han presentado las alegaciones pertinentes.   Sus argumentos son los siguientes:   --los inmuebles se han valorado por debajo del precio real;   --algunos bienes ha sido considerados por el Estado como compartidos entre la CNT y la UGT, cuando en realidad son exclusivamente de los primeros;   --y viceversa: bienes considerados propiedad de la CNT cuando en realidad son compartido con la UGT; o inmuebles en los que corresponde la reintegración y no la compensación de los mismos;   --en lo referente a las cuentas bancarias, la equivalencia entre el dinero incautado y su valor actual sufre graves minoraciones.   Desde la CNT denuncian, asimismo, que el Ministerio de Trabajo ha actuado con prisas y no ha valorado correctamente las propiedades. Aseguran que quedan miles de expedientes pendientes de resolver, como los de más de 400 bienes muebles, imprentas (la CNT reclamó la imprenta de Solidaridad Obrera) y archivos documentales dispersos por toda España.