Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El grupo de construcción necesita una inyección urgente de 400 millones

CaixaBank y Bankia cortan el grifo: Isolux solo podrá pagar nóminas hasta septiembre

Los bancos acreedores se niegan a aportar más liquidez por considerar que la empresa no tiene viabilidad y por tanto la salida es la liquidación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Isolux acaba de entrar en una situación crítica. La negativa de CaixaBank y Bankia a aportar más liquidez al grupo constructor ha llevado a los nuevos gestores a transmitir a los más de 4.000 empleados que sólo pueden garantizar el pago de las tres próximas nóminas. Se ha abierto la puerta a la liquidación.

Edificio de Isolux Corsán. Edificio de Isolux Corsán.

Así las cosas, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes internas, los administradores han trasladado a los representantes de los trabajadores que la empresa tiene disponibilidad suficiente para el desembolso de las mensualidades de julio, agosto y septiembre.

A partir de ahí, les han anticipado que no pueden garantizarles el cobro después del verano. Por el momento, los bancos acreedores, con CaixaBank y Bankia a la cabeza, se niegan a facilitar los fondos necesarios para satisfacer los costes laborales de la empresa.

Han decidido que, sin el Santander, no están dispuestos a asumir más riesgos y ese giro ha precipitado que Isolux se encaminará la semana pasada al concurso, después de pasar tres meses en la fase previa a esa declaración de quiebra técnica.

Ante este escenario, la cuenta atrás para la liquidación de Isolux ya ha comenzado. Los representantes de los grandes bancos -salvo el BBVA- que son, a la vez, acreedores y principales accionistas, se plantean la posibilidad de trocear la compañía para vender sus activos que sean rentables al mejor postor y recuperar parte de lo que se les adeuda.

Un último balón de oxígeno en mayo

Anteriormente, Isolux Corsán había garantizado en mayo el pago de las nóminas de ese mes y de junio, así como la extra de verano.

Entonces, el grupo de construcción negoció en marzo con ambas entidades y con el Santander una inyección de liquidez próxima a los 300 millones para poder continuar su actividad con normalidad.

Días después, el pasado 5 de abril, la negativa del banco que preside Ana Botín precipitó ya el preconcurso de la empresa.

Se encuentran en peligro 1.500 empleos

Isolux Corsán se ha visto recientemente abocado al concurso, al no lograr un inversor que entrara en su capital y rescatara a la empresa, que ya se había acogido al preconcurso en abril.

La firma se ha declarado en quiebra con una deuda de 1.270 millones de euros (de ellos, 557 millones ligados a proyectos) y otros 405 millones con proveedores. El concurso es el cuarto más grande de la historia empresarial en España.

Los nuevos gestores de Isolux Corsán ya han anunciado que prevén realizar un nuevo ERE. Sucederá al aprobado en octubre del pasado año, que afectó a 435 trabajadores, y se acometerá sobre la plantilla de 3.884 empleados con que actualmente cuenta el grupo de construcción e ingeniería. Los sindicatos han comenzado a hablar de más de 1.500 despidos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·