Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las Cajas de Andalucía, Valencia y Murcia buscan salida a la crisis: menos inversiones inmobiliarias y cambio de estrategia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las cajas de ahorro, al igual que los bancos y otras entidades financieras, han echado el freno a sus inversiones inmobiliarias para reducir su exposición a un sector tan castigado.

Ante la situación actual, bancos y cajas de ahorro han diseñado una estrategia que, como primera medida, evita los préstamos a promotoras y constructoras. En cambio, se están decantando por productos que les ayuden a aumentar el volumen de crédito y la captación de depósitos, explican los analistas.

Con el boom inmobiliario de los últimos años, las cajas de ahorros se contaron entre los principales beneficiados, tal y como señalan los expertos. El problema llegó al explotar la burbuja, “muchas cajas se pillaron las manos” financiando a promotoras y constructoras empeñadas en ampliar su cartera de suelo, apuntan. Suelo al que cada vez es más difícil dar salida. De hecho, los créditos concedidos a los promotores por las cajas han provocado un importante repunte en su tasa de morosidad, cuyo porcentaje en 2007 (0,67%) dobló el 0,32% registrado en 2006.

El análisis de lo sucedido ahora es el siguiente. Al tensionarse los mercados –en este caso, tanto el inmobiliario como el crediticio– la decisión del Banco Central Europeo de mantener los tipos de interés, incluso de repuntarlos a medida que avance el año, “estrangula” la economía afectando fundamentalmente a las empresas más endeudadas, entre las que destacan promotoras y constructoras. Clara muestra de ello es la avalancha de compañías del sector que, casi a diario, entran en proceso concursal, estado que, en algunos casos, “hasta les conviene”.

Ya en septiembre, un informe elaborado por Moody´s señalaba a un total de 13 entidades financieras españolas con gran riesgo de contagiarse de la crisis del sector inmobiliario. En concreto, y aunque la agencia de calificación de riesgos no daba nombres, apuntaba a cuatro cajas de ahorros entre las más castigadas de estas entidades. 

Otro informe, este elaborado por Citigroup, adelantaba que donde más se iba a sentir la crisis inmobiliaria y crediticia era en la costa mediterránea –Andalucía, Murcia y, en menor medida, la Comunidad Valenciana. El estudio explica que las entidades financieras con mayor riesgo son las que tienen mayor exposición a estas zonas, en especial las cajas de ahorros regionales. El informe ‘The Pain in Spain’(El dolor en España) de Citigroup identifica a siete cajas como las más vulnerables en el entorno actual: todas las andaluzas -San Fernando, Granada, Cajasur, Cajasol, Unicaja y Jaén- más Caja Murcia. El acuerdo con esta entidad, todo el sistema financiero español tiene una exposición parecida al mercado inmobiliario y a los créditos hipotecarios. Por eso, considera que el factor diferencial es su presencia geográfica

Son precisamente las cajas las que tienen una cuota de mercado -sobre todo en hipotecas nuevas- mayor que la media nacional en las zonas con más peligro; en especial, en La Rioja (70% de cuota), Murcia y Castilla-La Mancha (64%) y Valencia (58%). De ahí que las entidades más concentradas en esos mercados regionales afronten los mayores problemas potenciales en sus carteras de créditos.

Sin embargo, los especialistas consideran que no llegará a producirse la quiebra de estas entidades, entre otras razones, por el interés de ciertos Gobiernos autonómicos de defender los intereses de las cajas de ahorros de la región. En esta línea, desde Renta4 recuerdan que, aunque la situación del mercado inmobiliario afecte al negocio financiero, “se aprecia un cambio de estrategia de bancos y cajas de ahorros”. Además, gracias a la rigidez del Banco de España en los requisitos mínimos de liquidez y solvencia que deben cumplir las entidades financieras, “las entidades españolas se mantienen en mucho mejor posición que muchas de EE.UU. y Europa”.

Así pues, los estudios más recientes señalan que las provisiones que disfrutan los bancos y cajas españoles “son capaces de soportar y absorber” los niveles de morosidad que se están dando: cerca del 0,8% en el caso de los bancos, y superando el 1% en el de las cajas. “Tienen colchón suficiente”, añaden.