Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

En Cataluña no se habla sobre el “boicot” al cava: Freixenet asegura desconocer los datos oficiales de venta de las pasadas Navidades

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El polémico Estatuto catalán ha reavivado los mensajes que instan al “boicot” a los productos catalanes. Las pasadas navidades, el cava catalán se convirtió en la diana de esas llamadas al sabotaje sin que hayan transcendido sus efectos concretos. Freixenet, por ejemplo, asegura desconocer, diez meses después, sus cifras de venta.

El polémico Estatuto catalán ha reavivado los mensajes que instan al “boicot” a los productos catalanes. Las pasadas navidades, el cava catalán se convirtió en la diana de esas llamadas al sabotaje sin que hayan transcendido sus efectos concretos. Freixenet, por ejemplo, asegura desconocer, diez meses después, sus cifras de venta. Según explicaron a El Confidencial Digital fuentes oficiales de la productora de cava, los datos sobre las ventas de la compañía en 2004 no estarán disponibles hasta el próximo mes de noviembre. Por tanto, afirman, todavía es pronto para valorar si la campaña contra el cava catalán, que se lanzó desde distintos medios en diciembre del pasado año, ha influido en sus resultados. Esta falta de números resulta un tanto paradójica, sobre todo si se tiene en cuenta que las empresas suelen utilizar los datos de las ventas del periodo anterior para diseñar sus futuras estrategias. Según sostiene un portavoz oficial de Freixenet, la sociedad no tiene previsto responder a los mensajes de boicot con un plan específico para paliar sus efectos. En la otra gran productora de cava catalán, Codorníu, la situación es similar. Desde esta empresa no se quiere comentar nada al respecto y se afirma que no se está haciendo un seguimiento de estos mensajes, lanzados sobre todo desde Internet y algunas tertulias radiofónicas. Por su parte, en los distintos organismos que regulan y asocian a los productores catalanes de cava, la mención al “boicot” también es recibida con incomodidad. En el entorno del Institut del Cava, que agrupa a las empresas del sector, hay quién llega a asegurar que “no se puede hablar del tema”. Mientras que, el presidente del Consejo Regulador del Cava ha expresado su deseo explícito de no pronunciarse sobre este asunto. A la hora de hacer públicos los datos de venta y distribución de estas bebidas, el panorama es similar pues las asociaciones derivan la responsabilidad de unas a otras. En el Institut se asegura que esos datos están en manos del Consejo Regulador, mientras que en este último se afirma que es la patronal de empresarios, es decir, el Institut, el que posee las cifras de ventas. Pese a todo, desde ambos organismos se insiste en que se va a continuar actuando con normalidad. Fuentes oficiales del Consejo Regulador del Cava, organismo de control adscrito al Ministerio de Agricultura, indican que no se ha contemplado ninguna acción para contestar a las llamadas al “boicot”.