Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La comedia de la subasta de Catalunya Caixa: solo el Popular iba dispuesto a pujar (ofreció 1.200 millones), el resto hacían bulto porque lo pidió el FROB y el Banco de España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La reciente subasta de Cataluña Caixa por parte del FROB ha sido un auténtico sainete, saldado con un sonoro fracaso. Sólo el Banco Popular iba dispuesto a pujar, mientras que Santander y Sabadell acudieron por presión del Banco de España.

Únicamente el banco que preside Ángel Ron se presentó con voluntad de intentar la compra, mientras que el FROB y el Banco de España habían pedido a todos los grandes que se personaran a la subasta para salvar la cara.

Oferta de 1.200 millones

Según fuentes bancarias conocedoras del proceso a las que ha tenido acceso El Confidencial, el Banco Popular estaba dispuesto a ofrecer 1.200 millones de euros por la entidad catalana, pero a cambio de todo el crédito fiscal que tiene concedido la antigua caja desde que fue nacionalizada.

Eso supondría cerca de 5.000 millones de exenciones fiscales durante ocho años, lo que daría sentido a la operación y minimizaría las posibles pérdidas en que incurriría el comprador. Como el FROB no estaba dispuesto a ceder, el banco que preside Ángel Ron se alineó con el resto de los bancos presentes en la puja y ofreció un euro, con lo que, según se había previsto, la subasta quedó desierta.

El Estado ha puesto más de 11.000 millones y el FROB estaba obsesionado con recuperar al menos el 10% del capital aportado.

Una oportunidad para el Popular

El Popular no tenía urgencia por ampliar posiciones en esa autonomía, pero la red de Caixa Cataluña Caixa ofrecía una oportunidad de crecimiento en un mercado con alto potencial. Ese crecimiento no estaba exento de un trabajo de saneamiento muy duro, ya que sobraría un tercio de la plantilla y de los empleados.

El Santander y el Sabadell ni siquiera hicieron una oferta formal estudiada y documentada (presentaron un folio), sabedores de que todo lo que estuviera por debajo de los 900 millones que pedía el FROB estaba condenado al fracaso.

El Santander sigue apareciendo en todas las subastas de entidades nacionalizadas que se han producido hasta ahora, pero nunca ha hecho una puja seria y determinada. Se presenta para tener acceso a toda la información de la subasta y saber que es lo que adquieren sus competidores. De hecho su interés ha mermado mucho desde el momento que decidió absorber Banesto, proceso que cerrará el próximo mes de mayo con la desaparición de su segunda marca.

El BBVA lleva una estrategia muy parecida, tras hacerse con el antiguo SIP de UNIMM, que agrupaba tres pequeñas cajas catalanas, y es poco probable que adquiera una nueva entidad.

Finalmente La Caixa, tras adquirir Banca Cívica y el Banco de Valencia, éste último en inmejorables condiciones, ha perdido el apetito comprador.

-La verdad de la subasta de Cataluña Caixa: una comedia con fracaso anunciado . Solo el Banco Popular iba dispuesto a pujar, el resto de los bancos hacían bulto. El Popular estaba dispuesto a pagar 1.200 millones pero quería todo el crédito fiscal que tiene la caja catalana desde su nacionalización.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·