Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El “globo” de Manuel Conthe por la filtración de Miguel Sebastián a su amigo Arenillas en la CNMV del informe FG

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El hombre del ministro de Economía Pedro Solbes en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe, anda muy enfadado por la última maniobra del asesor económico de Zapatero, Miguel Sebastián. Por lo pronto, se ha cubierto las espaldas denunciando la jugada de un periodista de la SER que, según fuentes del sector, esconde la mano de Sebastián y Arenillas.

El hombre del ministro de Economía Pedro Solbes en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe, anda muy enfadado por la última maniobra del asesor económico de Zapatero, Miguel Sebastián. Por lo pronto, se ha cubierto las espaldas denunciando la jugada de un periodista de la SER que, según fuentes del sector, esconde la mano de Sebastián y Arenillas. La nota de la CNMV publicada este miércoles explicando quién anda detrás del informe FG no ha hecho sino demostrar la existencia de un enfrentamiento soterrado en la cúpula de la comisión, con dos bandos enfrentados. Uno de ellos, el integrado por la “sociedad” Sebastián-Arenillas, ha tenido mucho que decir en la llegada del expediente sobre el presidente del BBVA. Como ya se publicó en estas páginas, en el grupo de notables que han ocupado posiciones destacadas junto al poder político tras la llegada al poder del Partido Socialista —y con curiosas interrelaciones en el pasado a través de sociedades como el CIMD, Ocejón o Intermoney-, se encuentra Carlos Arenillas. Este economista emergente es el marido de Mercedes Cabrera Calvo Sotelo, que concurrió en las listas socialistas al Congreso como número dos por Madrid, y fue nombrado vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en sustitución de Juan Jesús Roldán. En algunos sectores financieros, este nombramiento fue visto como la “cuota de Sebastián” en al CNMV concedida por Zapatero a su asesor económico, una vez que el ministro de Economía Pedro Solbes había situado previamente a Manuel Conthe al frente del órgano regulador. Esta asociación Sebastián-Arenillas se consolidó en gran medida en la institución “Asesores 2004”, la entidad responsable de la elaboración del programa económico que el Partido Socialista presentó en los comicios del pasado año y en la que ambos tuvieron un papel principal. La llegada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de la documentación sobre la venta de FG Inversiones al banco estadounidense Merril Lynch en 1996 por parte del actual presidente del BBVA, Francisco González, ha desatado un enfrentamiento soterrado entre los dos bandos. Fuentes de la CNMV han confirmado a este confidencial el gran enfado de Manuel Conthe por esta ingerencia de Miguel Sebastián, desde hace meses relacionado con una operación dirigida a relevar a Francisco González de la presidencia del BBVA y muy interesado, por tanto, en abrirle un nuevo frente a aquel que le expulsó de la dirección del Servicio de Estudios del banco. Conthe, explican las mismas fuentes, pretende instaurar desde su llegada al órgano regulador una estricta política de “pulcritud institucional” en sus intervenciones que, a su juicio, salta por los aires con este caso, que retrotrae al sector a los tiempos de Villalonga al frente de Telefónica, cuando también se “resucitaron” viejos informes para poner precio a su cabeza. El presidente de la CNMV basa su malestar en la utilización de este organismo —llamado desde sus orígenes a transmitir tranquilidad y solvencia a los mercados- para usos espurios, sembrando de inquietud a las empresas y dando una imagen de irresponsabilidad al sector, también fuera de nuestras fronteras. Conthe ha decidido, por tanto, seguir adelante con el proceso sobre el informe FG pero cubriéndose bien las espaldas. Al desvelar este miércoles la maniobra del periodista de la SER lanza un mensaje claro a sus antagonistas: quien juegue con la institución, saldrá retratado en la foto.

·Publicidad·
·Publicidad·