Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El Corte Inglés se juega hoy 3.600 millones y años de litigios en los tribunales por la valoración final de sus acciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Juzgado Mercantil número 3 de Madrid comienza hoy la vista oral de la que saldrá la valoración de las acciones de El Corte Inglés. La disputa con unos sobrinos y herederos de Ramón Areces puede cambiar el precio de los títulos en poder de empleados y directivos en hasta 3.600 millones de euros.

Una vieja pelea entre los hermanos Areces Fuentes, sobrinos y herederos del fundador de El Corte Inglés, contra los servicios jurídicos de la compañía da hoy un paso decisivo, ya que la titular del juzgado, Miriam Iglesias, inicia la vista oral para determinar cuál es el precio justo de las acciones de la cadena de grandes almacenes, después de que uno de los hermanos herederos, César, reclamara judicialmente una valoración diferente de la que le otorgan por sus títulos. La diferencia no es insignificante, ya que el demandante valora El Corte Inglés en 9.000 millones de euros más.

La decisión judicial no es fácil. El Corte Inglés cumple escrupulosamente los estatutos de la sociedad, que facultan a su consejo a pedir una valoración independiente en caso de discrepancia sobre precios cuando alguien quiere vender sus títulos a la propia compañía. Los demandantes, que no están de acuerdo con los estatutos, quieren que la valoración independiente solicitada por ellos mismos sea tenida en cuenta a la hora de fijar el precio.

El Corte Inglés solicitó varios informes, coincidentes en que la sociedad vale 5.573 millones de euros, fruto de restar el valor de lo que debe al de lo que realmente tiene, o lo que es lo mismo, el valor activo neto. Los demandantes presentaron un informe que fija el precio de la sociedad en 14.600 millones, ya que se suman otros factores de valoración.

Para los demandantes, el fallo puede acabar en la Audiencia Nacional, si no están de acuerdo con él. La diferencia de precio tampoco es grande, puesto que se trata de cobrar 419 millones de euros si la razón es de ellos, o 160 millones si gana la compañía. Pero el 40% de acciones de El Corte Inglés que tienen en sus manos 3.000 directivos y empleados de la sociedad pueden valer 5.840 millones en un caso y 2.229 en el otro. La pelea puede que no haya hecho más que empezar.