Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Cristina Fernández de Kirchner utiliza en Madrid un confuso ‘Argentina va bien’ para intentar seducir al empresariado español

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La esposa de Néstor Kirchner y candidata a la presidencia de Argentina convirtió su primera intervención en un foro español en un enrevesado discurso con mensaje optimista a los empresarios que pretendía atraer nuevas inversiones.

La encargada de presentarla fue Trinidad Jiménez, la secretaria de Estado para Iberoamérica, que destacó con admiración su coraje y fuertes convicciones. Cristina Kirchner le regaló un cariñoso abrazo, subió a la tribuna y arrancó su intervención con una sentencia que prometía. “Argentina siempre fue un interrogante y lo sigue siendo”. A continuación, la protagonista se metió de lleno en el tema clave: la buena marcha de la economía de su país.

Sin embargo, no fue una conferencia clara. Las frases de la candidata a la presidencia argentina se encadenaban unas a otras sin seguir un claro hilo argumental. Los comensales tuvieron dificultad para seguirla. Estas son algunas de las principales ideas que ‘vendió’ al empresariado presente en el Hotel Ritz de Madrid que, eso sí, llenó los dos salones habilitados para el acontecimiento:

-- “Los que asumimos el poder en mayo de 2003 con apenas el 22% de los votos nos dimos cuenta –dijo refiriéndose a ella misma y al actual mandatario, su marido Néstor Kirchner-, que la imagen de Argentina se había despeñado por una crisis de legalidad recurrente”.

-- “Argentina vivía, entonces, en una situación de endeudamiento sin precedentes y un déficit crónico. Entonces, nosotros preferimos y optamos por los empresarios inteligentes y que saben contar porque para buenos y sensibles ya tenemos a las enfermeras o a los curas”.

-- “Yo no soy economista, no soy empresaria, pero he estado en EEUU y se que un dólar no equivale a un peso. Quien crea eso, está en un error que además transmite inseguridad jurídica. Por eso, la situación de Argentina acabó implosionando. Ahora hay superávit fiscal y la pobreza está en el 26%, demasiado alta aún, pero lejos de los niveles de antaño”.

-- “Nosotros somos los primeros en incluir ‘el piso social’, es decir, los que inculcamos a los argentinos la mentalidad de que había que ahorrar para el piso, la casa, el coche... creamos una sociedad con recursos humanos. Por eso, debemos profundizar en las políticas de inclusión social”.

-- “Uno de nuestros grandes obstáculos es la corrupción, un fenómeno que no es patrimonio de nuestro país. Lo importante es cómo hemos actuado frente a ello y el gobierno actual ha sido contundente”.

-- Fuera del debate económico, tocó el tema de la lucha contra la impunidad de los delitos cometidos durante la dictadura. “A veces, hay impunidad porque la Justicia no llega y no porque el estado no quiera hacer más”.

-- Por último, se definió: “Todo lo que he tenido me lo he ganado con los votos. No soy Eva Perón. Ni quiero heredar nada de Eva Perón o de Néstor Kirchner. Ella fue irrepetible e inimitable, pero no creo en los candidatos de mármol”.

·Publicidad·
·Publicidad·