Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Brufau y Dezcallar, Luis Delso, directivos de Sogecable, BBVA y otros VIPS del empresariado español confirman su viaje a Guinea con Moratinos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Poco a poco se empiezan a confirmar extremos acerca de los asistentes al viaje de Moratinos y López Aguilar a Guinea Ecuatorial. Extremos que dejan en el aire una pregunta: ¿qué carácter tiene este viaje, que van personalidades de tanta importancia?

Tras no pocas dudas, se confirma la presencia de Antoni Brufau, presidente de Repsol YPF, en este desplazamiento del que habló por extenso El Confidencial Digital el pasado miércoles. Varios indicios hacen pensar en su entrevista personal con Teodoro Obiang: la próxima concesión de parcelas para prospecciones petrolíferas; el propio desplazamiento de Brufau, quien no se conformaría con otra cosa y, por último, la probable presencia a su lado de su mano derecha para cuestiones internacionales, Jorge Dezcallar, ex embajador en el Vaticano y también ex director, muy controvertido, del CNI.   Dezcallar, que figura como invitado aunque algunas voces apuntan a que podría no acudir finalmente a Guinea, serviría de introductor en una entrevista con Obiang, lo cual redundaría en mucho halago para el dictador.   A estos VIPS se les unen Luis Delso, presidente de Isolux; José Ramón Fontán, presidente del Cluster de Empresas Pesqueras en Países Terceros, junto a su gerente José Parajuá.   Aún hay que subrayar la presencia de enviados de Sogecable, del Grupo de Empresas Matutes (ante todo, Fiesta Hoteles), nada menos que cuatro directores generales de la Administración y David Taguas, del Servicio de Estudios del BBVA. Aquí tan sólo cabe señalar que el BBVA hace más de una década que tiene un vivísimo interés por invertir en Guinea Ecuatorial.   La confirmación de la asistencia de estos viajeros lleva a muchos opositores ecuatoguineanos a preguntarse cómo sería este viaje político si fuera un viaje empresarial.