Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Argumentó que iba a cumplir ya 80 años el 1 de octubre

Emilio Botín tenía decidido dejar la presidencia del Santander este año

Planteó en un consejo de administración del banco en junio que “quería dar un paso atrás” y ordenó “que se pusiera en marcha el relevo en su hija Ana Patricia”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La muerte ha sobrevenido de manera inesperada este miércoles a Emilio Botín. Pero los planes del presidente del Banco Santander pasaban ya por dar un paso atrás en los próximos meses. Tenía decidido dejar el timón de la entidad este mismo año en favor su hija, Ana Patricia.

Ana Patricia Botín, junto a su padre. Ana Patricia Botín, junto a su padre.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes próximas al banco, el presidente del Santander tenía ya decidido desde hace meses “dar un paso atrás” en la gestión de la entidad.

Así lo había asegurado ya a personas de su máxima confianza este verano, con el argumento de que “iba a cumplir ya 80 años el 1 de octubre”.

Su plan era dejar la presidencia del Santander este mismo año, según estas fuentes, en manos de su hija Ana Patricia Botín. Su mandato vencía en siete meses, en la junta de accionistas que el banco suele celebrar cada año en marzo, donde no quería ya presentarse a la reelección. El cargo de presidente se somete a votación en esta reunión cada tres años y correspondía renovarlo en 2015, ya que la última vez que se hizo fue en marzo de 2012.

Planteó ya su relevo al consejo del Santander

No era la primera vez que Botín se había referido a su sucesión en los últimos meses. Planteó también al consejo de administración del Santander, en una reunión en junio, la necesidad de poner en marcha su relevo al frente del banco.

Un gesto, el deseo de dar un paso atrás, que sorprendió a los contados altos ejecutivos del banco a los que se lo expresó en aquel momento, al coincidir en el tiempo con la abdicación del rey don Juan Carlos.

Aseguran, de hecho, que su objetivo era similar al del monarca: una renovación en la cúpula de la entidad para que “una generación de ejecutivos jóvenes, es decir de la edad de su hija Ana Patricia, dieran un paso al frente y tomaran las riendas de la gestión del banco”. Su repentina muerte este miércoles ha acelerado aún mas todo el proceso.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·