Miércoles 18/10/2017. Actualizado 12:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Emilio Botín ha cerrado por sorpresa la compra del norteamericano M&T Bank con un viaje a Búfalo (EEUU) aprovechando que estaba en Canadá para seguir a Fernando Alonso en la Fórmula 1

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha aprovechado su presencia en Montreal, en el Gran Premio de Canadá siguiendo a Fernando Alonso, para otro objetivo más importante. Se ha entrevistado de forma discreta y por sorpresa con los máximos directivos del M&T Bank, de Búfalo, y ha cerrado la fusión de esa entidad con el Sovereign, su filial americana.

La operación se venía fraguando desde hace semanas. El Santander había mostrado un vivo interés por impulsar sus planes de expansión en Estados Unidos y entró en conversaciones con el M&T Bank, una entidad regional cuyo segundo accionista es el multimillonario Warren Buffett y cuyas acciones se han revalorizado un 70% en el último año.

La intención era fusionar su filial Sovereign mediante un intercambio de acciones. Además, se llegó a hablar de la adquisición de un 25% del banco americano por parte del Santander, es decir, la participación actualmente en manos del Allied Irish Banks (AIB), el banco irlandés obligado a desinvertir en Estados Unidos tras haber sido rescatado por las autoridades financieras.

Sin embargo, las primeras conversaciones concluyeron sin éxito y la operación se estancó. Uno de los motivos de ruptura fue el desacuerdo entre las partes sobre quién debía llevar el control de la entidad fusionada. El M&T, que dispone de activos por 68.000 millones de dólares (unos 55.760 millones de euros) y tiene 750 sucursales, en Nueva York, Pennsylvania y Maryland, se mostró siempre en contra de perder el control sobre el negocio combinado.

Pues bien. Según fuentes conocedoras de la operación, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, todo esto ha quedado atrás. Botín ha cerrado la fusión este fin de semana, en un viaje relámpago a Búfalo aprovechando la discreta cobertura que le daba su presencia en Montreal para seguir la Fórmula 1. Entre los puntos destacados del acuerdo figura, efectivamente, que los actuales gestores del M&T Bank sigan al frente del banco resultante.

Esta unión de la filial del Banco Santander en Estados Unidos y el banco con sede en Búfalo dará lugar a un grupo con unos activos totales de unos 104.000 millones de euros, más de 1.550 oficinas y unos 23.000 empleados.

Emilio Botín ya había advertido a sus accionistas hace unos días en su ciudad natal, durante la Junta General de la compañía, que los menores resultados de España se iban a ver “ampliamente compensados por el crecimiento en otros mercados”. “Confío mucho en el futuro. Grupo Santander está mejor preparado que nunca para crecer y mejorar sus resultados”, dijo Botín. Y lo ha demostrado

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·