Miércoles 18/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Endesa necesitará la protección de un batallón del ejército colombiano (1.200 efectivos) para su nueva central hidroeléctrica en El Quimbo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un batallón creado ‘ex profeso’ protegerá la central hidroeléctrica que está construyendo Endesa en Colombia. Se trata del Batallón Especial Energético Vial Número 12 del ejército colombiano, que ha arrancado con 800 soldados, a los que se incorporarán otros 400 en los próximos meses, a medida que se vaya desarrollando el proyecto de la energética.

Según ha sabido El Confidencial Digital, aunque el inicio de la construcción y puesta en marcha de la planta hidroeléctrica aún está pendiente de la licencia medioambiental, el ‘batallón verde’ se creó el pasado 10 de abril.

“En este momento estamos a la espera del pronunciamiento del Ministerio del Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Social sobre la Licencia Ambiental para poder iniciar labores pues ya en este momento toda la información requerida por el Ministerio ha sido suministrada”, concretan los responsables del proyecto.

La central hidroeléctrica El Quimbo estará ubicada en la desembocadura del río Páez sobre el Magdalena, tendrá un costo estimado de 700 millones de dólares –unos 560 millones de euros -, y una capacidad de generación de 400 megavatios a partir de 2014. Según las estimaciones de los gestores de la iniciativa, “dará empleo a cerca de 3.000 trabajadores locales”.

Desde el sector financiero español destacan que Emgesa solicitó al Banco Europeo una partida de 300 millones de euros para ejecutar las obras de la central hidroeléctrica. Mientras, la filial colombiana de Endesa ultima un programa de estructuración de emisiones de bonos en el mercado local por valor de unos 700.000 millones de pesos.

Por su parte, fuentes militares colombianas consultadas por este confidencial adelantan que la unidad operará desde el antiguo aeropuerto de la localidad de La Jagua, cerca de Garzán. “En la primera fase el batallón estará integrado por 800 efectivos, equipos de alta tecnología y armamento de última generación”, resumen.

Desde Emgesa, filial local de Endesa y responsable de este proyecto ‘El Quimbo’ aclaran que “lejos de lo que ha salido en la prensa colombiana” no participan en la financiación del destacamento militar. No obstante, fuentes cercanas al desarrollo de la nueva central eléctrica matizan que “se están negociando acuerdos de colaboración y suministro”.

“La creación del batallón se planteó hace dos años”, recuerdan desde instancias militares. “El arranque de El Quimbo ha acelerado su puesta en marcha”, ya que se trata de evitar posibles retrasos, incluso paros en la construcción de la centra, por la fuerte oposición que ha encontrado el proyecto entre diversos grupos de ecologistas e indigenistas, aclaran fuentes conocedoras de la iniciativa. Un miembro del gobierno regional apunta que “en especial, se busca garantizar la seguridad del proyecto y así, evitamos que tengan que sufrir la paralización por la presencia de grupos irregulares”.

Tal y como explican fuentes oficiales de Emgesa a ECD, el general William Fernando Pérez Laiceca, jefe de Educación y Doctrina del Ejército Nacional, ha asegurado “que la base militar funcionará como base aérea de entrenamiento para descongestionar el aeródromo de Tolemaida”.

Pero la central de Emgesa no es la única que protegerá el batallón energético. Desde la filial de Endesa aclaran que los cerca de 1.200 militares que se desplegarán en la zona en los próximos meses, tendrán que garantizar la seguridad de las infraestructuras y fuentes energéticas de la región. De esta forma, el batallón contará con bases en las instalaciones petroleras de San Francisco, Campo Dina, Campo Tello; además de en la hidroeléctrica de Betania y la subestación eléctrica de Altamira, entre otras.

Un alto cargo del ejército colombiano asegura que tendrán a su disposición “los elementos técnicos y económicos necesarios para crear estrategias que permitan salirle al paso a los grupos al margen de la ley e impedir que desestabilicen la región. “La puesta en marcha de la guarnición permitirá realizar una fuerte ofensiva contra los frentes y columnas de las FARC que operan en la zona”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·