Miércoles 23/08/2017. Actualizado 13:58h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

España vuelve a estar amenazada: fondos de inversión avisan de que no comprarán más deuda si no empieza el crecimiento. Viaje clave de Luis de Guindos a Londres

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

España ha vuelto a colocarse en la diana de los mercados. Los grandes fondos de inversión han transmitido al Gobierno de Mariano Rajoy que abandonarán la compra de deuda pública si no hay crecimiento. El nerviosismo se ha instalado de nuevo en la cúpula económica del Ejecutivo, porque este año hay que afrontar todavía unos vencimientos de 155.000 millones.

Según ha sabido El Confidencial Digital, de fuentes relacionadas con importantes fondos internacionales de inversión, la advertencia de reconocidas firmas extranjeras, como son Blackrock, Federated Investors y Carmignac Gestion, al Gobierno ha sido clara: Si el crecimiento continúa deteriorándose, debido en gran medida a la falta de préstamos para el sector privado, reduciremos aún más nuestras posiciones en deuda de España.

De hecho, tal y cómo se contó en estas páginas, en los tres últimos meses, en los que han arreciado los escándalos de corrupción en España (‘caso Bárcenas’, imputación de la infanta Cristina…), los grandes fondos de inversión han ido abandonando posiciones en deuda pública española para volver a refugiarse, de momento, en el bono alemán.

Crecimiento y unión bancaria

Las principales reclamaciones de los inversores, como condición para continuar apostando por España, son: que se produzcan mejoras en el crecimiento económico, y también más avances en la unión bancaria.

El crecimiento es algo que se antoja complicado, según las fuentes consultadas, después de que Bruselas exigiera la semana pasada más ajustes a España y le augure un escenario de recesión, al menos hasta mediados del próximo año. Previsiones que chocan, además, con las del propio Gobierno, que vaticina crecimiento para el último trimestre de este ejercicio 2013.

Nerviosismo en la cúpula económica

Este escenario, de reticencias y máxima presión de los fondos extranjeros, ha vuelto a encender las alarmas en el Gobierno.

Fuentes próximas a la cúpula económica del Ejecutivo revelan a ECD que ese nerviosismo explica que el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya elevado en los últimos días el tono de sus demandas a la Unión Europea. Aunque en su entorno aseguran que mantendrá la prudencia en sus mensajes, sí subrayan que desea evidenciar la necesidad de que los esfuerzos y sacrificios de España sean más correspondidos.

De forma especial, Rajoy ha reclamado un giro en la política del Banco Central Europeo (BCE), y ha pedido que la UE se plantee si deben modificarse sus estatutos para que tengan la misma capacidad de actuación que otras entidades similares, como la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco de Japón y el de Inglaterra.

Viaje clave de Luis de Guindos a Londres

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan otro movimiento que refleja las prisas del Gobierno para retener a los inversores tras su dura advertencia.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, viajó la semana pasada a Londres con una misión muy concreta: reunirse con los grandes inversores de la ‘City londinense’ para venderles la conveniencia de que mantengan un hueco en sus carteras para la deuda pública española.

Hay que conseguir aún 155.000 millones

De Guindos trató de asegurarse el respaldo de los grandes inversores institucionales extranjeros para lo que queda de ejercicio.

Aunque el Tesoro ha anticipado buena parte de su trabajo en el primer trimestre, en el que ha captado cerca de 74.000 millones de euros, por delante tiene aún la tarea pendiente de conseguir otros 155.000 millones, para completar los 230.000 que se ha propuesto captar como máximo en 2013 mediante la colocación de letras, bonos y obligaciones.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·