Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los fondos de inversión soberanos miran a España y se interesan por el sector industrial, el inmobiliario, el petroquímico y el de infraestructuras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La actual crisis de liquidez, originada por las subprimes o hipotecas basura estadounidenses y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en España, está llevando a los actores económicos y financieros del país a buscar fórmulas alternativas para obtener dinero: aumenta el interés y la presencia de los fondos de inversión soberanos en España.

Desde que el pasado verano estallara la crisis financiera originada por las llamadas subprime o hipotecas basura, y se agravara la crisis de liquidez en la que está inmersa la economía en la actualidad, los fondos soberanos comenzaron a cobrar protagonismo. Los Fondos Soberanos nacieron hace más de cincuenta años en países con altos ingresos derivados normalmente de la explotación de recursos naturales, especialmente petróleo. A través de este tipo de fondos, los Estados invierten sus excedentes para diversificar el riesgo y garantizar la continuidad de ingresos en sus países ante una hipotética caída de los precios.

Estos inversores tardaron 40 años en mirar hacia España, hasta que en la década de los noventa Javier de la Rosa consiguió llamar la atención del fondo estatal kuwaití de inversión KIO. En los últimos años, se han interesado por la inversión en España alguno de estos fondos, pero se ha tratado de casos muy puntuales, como cuando en 2007 un fondo árabe se interesó en la venta de la aerolínea mallorquina de charter Futura y otro, por una de las filiales de NH, la inmobiliaria turística Sotogrande.

Sin embargo, en lo que va de año, el interés de entidades públicas y privadas españolas en captar la atención de estos inversores se ha intensificado de forma considerable. A principios de febrero, las cámaras de comercio de Madrid y de Dubai firmaron un acuerdo para impulsar la creación de empresas mixtas en los sectores turístico e inmobiliario, acuerdo que ya ha dado algunos frutos, como el lanzamiento del vuelo directo Madrid -Dubai o los proyectos que podrían ponerse en marcha a raíz de la visita de la presidenta de la comunidad madrileña a Emiratos Árabes Unidos a mediados de abril.

Otra de las sonadas incursiones de los fondos soberanos en España realizadas recientemente ha sido la negociación del fondo soberano del Emirato de Dubai, Investment Corporation of Dubai (ICD) para entrar en el capital de la inmobiliaria Colonial.

Preguntados a este respecto, fuentes oficiales de la Embajada de Emiratos Árabes en España han señalado a El Confidencial Digital que la inversión de fondos soberanos de países de Oriente Próximo “estará más presente” en España a partir de los próximos meses. Respecto a las razones para invertir en el país, reconocen que llevan observando la marcha de la economía española desde hace tiempo y que el buen ritmo de crecimiento de los últimos años es una de las principales motivaciones de estos fondos para incrementar su presencia en España. 

Enrique Gutiérrez, Socio Director del área de Corporate Finance de Deloitte, ha explicado a ECD que se trata de un “mundo muy nuevo” ya que aunque existían fondos de este tipo desde hace años, es ahora cuando empiezan a mostrarse activos en operaciones corporativas. “Últimamente su presencia está creciendo de forma llamativa en este tipo de operaciones”, apunta Gutiérrez. “Están cada vez más interesados, hasta el punto de sorprender a la comunidad financiera”, asegura el socio de la consultora.

El responsable de finanzas corporativas de la consultora lo tiene claro: estos inversores van a cobrar cada vez más presencia en las operaciones corporativas, ya que al obtener sus recursos del excedente del petróleo, cuyo precio sigue disparado, sus reservas se verán incrementadas. Y llegan en un momento en el que la falta de liquidez comienza a preocupar a entidades e instituciones económicas y financieras. Cabe destacar así mismo, que estos fondos no tienen prisa por obtener beneficios, por lo que suelen apostar por proyectos de inversión a largo plazo. En la misma línea y dada la coyuntura actual, son los únicos que tienen liquidez suficiente –y ganas- para invertir grandes sumas.

En cuanto a qué sectores españoles pueden resultar más atrayentes para estos fondos, los expertos consultados por ECD coinciden. El presidente ejecutivo de Aresbank, Juan Carlos Montañola, ha destacado a este confidencial que pese a que se trata de un “fenómeno relativamente novedoso”, ya existe conocimiento de “fondos interesados en invertir en proyectos de alta rentabilidad”. El primer ejecutivo del banco especializado en comercio exterior apunta a los sectores industriales, petroquímico y de infraestructuras como los más atractivos para los fondos soberanos con interés en España. Otros, como el fondo soberano kuwaití “enfocan a España dentro del sector del real state”. En concreto les llaman la atención “grandes proyectos que no se están desarrollando” por la crisis que atraviesa este mercado.

Por su parte, Gutiérrez coincide con Montañola al referirse a los sectores inmobiliario y de infraestructuras como los más atractivos para la inversión estatal extranjera. Descarta además, que estos fondos vayan a extender a España su estrategia de entrada en entidades financieras, ya que el sector financiero español “no está sufriendo” a raíz de la crisis de las subprime.

Sin embargo, desde el sector financiero español, y más concretamente el madrileño, sí que están interesados en atraer esta inversión, tal y como adelantan a ECD fuentes autorizadas de la Comunidad de Madrid, en referencia a la Asociación Madrid Centro Financiero. Esta iniciativa, presentada el pasado 1 de abril, busca situar a la Comunidad entre los principales mercados del mundo.