Sábado 26/07/2014. Actualizado 09:50h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

Dinero

Fernández Ordóñez tiene los días contados como gobernador del Banco de España. Rajoy ha ordenado investigar la actuación de los inspectores en la intervención de la CAM

Génova trabaja ya en el relevo de Miguel Ángel Fernández Ordóñez al frente del Banco de España. El PP se lo ha marcado como una de sus prioridades en la reestructuración del sector financiero si llega a La Moncloa. Incluso, maneja una fecha: el 1 de enero de 2012.

Para forzar la salida del gobernador, Mariano Rajoy ha ordenado investigar todos los movimientos de los inspectores que han conducido a la actual situación de la CAM.

Según ha podido saber El Confidencial Digital en fuentes cercanas a la dirección del PP, la propia declaración de Miguel Ángel Fernández Ordóñez sobre la CAM, diciendo que es “lo peor de lo peor”, constituye ya motivo suficiente como para provocar su salida si llegan al Gobierno.

El gobernador no puede limitarse a decir: “¿Cómo ha podido pasar esto?”, afirman fuentes de alto nivel en Génova.

Y después, tras conocerse las escandalosas indemnizaciones que se han otorgado algunos directivos de cajas intervenidas, a título de jubilaciones o prejubilaciones, no les han quedado dudas.

Además, no olvidan que su nombramiento no fue consensuado con el PP por el Gobierno Zapatero, como tampoco el del subgobernador, Francisco Javier Aríztegui.

El ‘timing’ de los inspectores

En los despachos de Génova 13 ya se han puesto a elaborar la estrategia para proceder a la despedida de Fernández Ordóñez.

Rajoy quiere conocer cómo es posible que ha haya llegado a una situación como la de la CAM, puesto que el Banco de España llevaba allí desde hacía tiempo y sabía quién ordenó que se dejara de estar. Todos los indicios apuntan al propio gobernador y desde el PP están dispuestos a certificarlo.

Los populares lo utilizarán como arma para argumentar el relevo, y nombrar a un nuevo responsable del supervisor, como muy tarde, a principios del año que viene.

El líder del PP ha ordenado recabar todos los datos. Entienden que la documentación debería estar registrada. En caso contrario, el escándalo sería aún mayor. Trabajan para conocer cuándo llegaron los inspectores a la caja, hasta cuándo estuvieron, cuándo se marcharon, quién dio la orden de irse, además de toda la documentación disponible al respecto.

Desacreditar la gestión de MAFO

En círculos del partido admiten que el proceso no será sencillo porque, pese a los múltiples errores que advierten en la gestión de MAFO, el gobernador puede apelar, para aferrarse al puesto, a la independencia que le otorgan los estatutos del Banco de España.

En esa situación, el PP también planea dar la batalla con una crítica feroz y descrédito absoluto a su gestión estos cinco años al frente de la entidad. Será clave el apoyo de los sindicatos y de algunos miembros del propio PSOE, sobre todo, en las responsabilidades que deberá asumir sobre las indemnizaciones de los gestores de las cajas intervenidas.

Reforma del Banco de España

El PP anunció hace unos días que, si llega al Gobierno, afrontará una profunda reforma del Banco de España, para que sus dirigentes tengan un perfil técnico y profesional. El objetivo es potenciar la transparencia, el control y la función inspectora. También modificarán el sistema de nombramiento del gobernador.

Consideran que el Banco de España tiene que ser un supervisor eficaz, que garantice, especialmente, dónde se aportan recursos públicos para respetar el interés general, y debe controlar euro a euro el destino y manejo de esos fondos públicos.

·Publicidad·
· Artículo más leído ·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·