Viernes 18/08/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los grandes bancos no hicieron caso a Fernández Ordóñez con los desahucios y ahora buscan fórmulas para evitar los embargos porque reconocen que castiga duramente su imagen

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las entidades financieras han reaccionado rápidamente a los ataques de los ‘indignados’, y de algunos pesos pesados de la política como el candidato Rubalcaba o José Blanco. Sin embargo, esta respuesta no es casual. Las imágenes sobre desahucios en televisión, denunciados por el 15-M, están haciendo mella en la imagen de los bancos. Se están estudiando nuevas fórmulas para evitar este tipo de situaciones.

El anuncio del Banco Santander de que permitirá tres años de carencia en sus préstamos hipotecarios a quienes pierdan el empleo o el 25% de sus ingresos hizo reaccionar al resto de la banca. A las pocas horas, BBVA también movió ficha, recordando que la entidad llevaba ya tiempo aplicando medidas para aliviar la carga de las hipotecas.

Pues bien. Según ha podido saber El Confidencial Digital en fuentes financieras, esta respuesta unánime de los banqueros a la difícil situación que viven cientos de hipotecados en España no es producto de la casualidad, ni está relacionada directamente con los ataques sufridos desde el 15-M o por boca de algunos hombres fuertes del Gobierno Zapatero.

En algunas de las principales entidades financieras del país, consultadas por ECD, reconocen que las imágenes que desde hace varias semanas copan los informativos de televisión, con escenas violentas entre la Policía y algún grupo de ‘indignados’ para evitar desahucios, están comenzando a dañar su reputación.

Por ello, se están esforzando en buscar fórmulas para evitar el embargo de inmuebles. Los alivios en las hipotecas anunciados hace unas semanas, son solo el principio de una campaña de ‘lavado de cara’ que están preparando las entidades de cara al nuevo curso.

Pero hay una explicación más allá. Una normativa del Banco de España de octubre de 2010 incluyó nuevas exigencias de provisiones a las entidades de ahorro con el objetivo de obligarles a reducir el valor del inmueble adjudicado en un 30% a efectos de cómputo en el balance del banco o caja.

Sin embargo, según las fuentes consultadas, la medida no fue tenida en cuenta, en aquel momento, por los directivos de las entidades. Ahora, las cosas han cambiado respecto a hace un año: la adjudicación de inmuebles no cae, sino que continúa creciendo.

Fuentes cercanas al Banco de España comentan que el organismo que dirige Fernández Ordóñez ya les ha avisado, por segunda vez, de que no está dispuesto a permitir que el valor contable de los inmuebles que los bancos se adjudican por impago siga aumentando. Este nuevo ‘toque’ de atención explica esta repentina movilización de la banca en relación a las hipotecas, según añaden estas mismas fuentes.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·