Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Font Vella etiqueta en catalán por primera vez en su historia una edición limitada de sus botellas tras años de presiones catalanistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Font Vella ha lanzado en Barcelona una edición limitada de 2 millones de botellas de agua mineral cuya etiqueta aparece escrita en catalán. La empresa embotelladora de Danone es la única marca del sector que hasta ahora se negaba a cumplir el Código de Consumo catalán desde que en 2010 Agua de Viladrau empezara a utilizar el catalán en sus botellas.

Durante estos tres años, Font Vella ha sufrido en solitario las numerosas críticas de organizaciones que vigilan que los productos comercializados en Cataluña se etiqueten en catalán.

Pero desde hace unas semanas, los bares de Barcelona y las máquinas expendedoras de la red de Transporte Metropolitano de la Ciudad Condal ofrecen las primeras botellas de Font Vella etiquetadas en catalán.

El Código de Consumo de Cataluña establece que los consumidores tienen derecho a recibir en catalán “las informaciones necesarias para el consumo, uso y manejo adecuados de los bienes y servicios […] y, especialmente, los datos obligatorios relacionados directamente con la salvaguardia de la salud y la seguridad”. Tras la aprobación de esta norma, todas las marcas de agua mineral pasaron a etiquetar sus productos en catalán.

Un concurso de diseño de etiquetas y una producción limitada

El etiquetaje en catalán se enmarca en el concurso “Sed de vivir”, que por segundo año consecutivo ha organizado Font Vella en Barcelona, aunque en 2013 por primera vez se ha extendido a Madrid. La compañía seleccionó ocho proyectos artísticos para las etiquetas de plástico que envuelven sus botellas de 50 centilitros elaborados por jóvenes diseñadores, cuatro de Madrid y cuatro de Barcelona.

De cada uno de los diseños de Barcelona, Font Vella distribuyó en junio un lote 500.000 botellas (dos millones en total) a través del canal Horeca, que abastece a establecimientos de hostelería y restauración, y por las máquinas expendedoras de bebidas de las estaciones del Transporte Metropolitano de Barcelona.

La novedad respecto a la edición de 2012 es que toda la información que aparece en las etiquetas de las botellas de Barcelona está escrita en catalán: tanto la información nutricional y los datos corporativos de Font Vella como el título del concurso “Sed de vivir” (“Set de viure”) y la leyenda “El agua ligera” (“L’aigua lleuguera”). El pasado año, el catalán de estas botellas de edición limitada se limitaba a una pequeña inscripción.

Font Vella alega que es un caso puntual y no puede generalizarlo

Un portavoz de Font Vella ha explicado a El Confidencial Digital que la razón de este cambio en las botellas no tiene nada que ver con la presión de organizaciones catalanistas.

Este portavoz asegura que esta edición limitada en catalán es un hecho puntual y no supone un cambio en la política de la empresa. También afirma que la negativa a etiquetar en catalán los productos para Cataluña no responde a razones políticas, sino industriales.

La producción de botellas de agua mineral de Font Vella tiene un sistema continuo para toda España. Según explican desde la empresa, esto impide hacer dos etiquetados diferentes, uno en catalán para Cataluña y otro en castellano para el resto del país.

Sin embargo, la distribución de esta edición especial sí ha sido posible al tratarse de una campaña excepcional de apoyo a jóvenes diseñadores, limitada en el espacio y la cantidad.

Desde la Plataforma per la Llengua denuncian que el Código de Consumo catalán sigue incumpliéndose, aunque en los últimos años el incremento de productos etiquetados en catalán haya aumentado notablemente.

También aseguran que ellos llevan años haciendo “pedagogía”, mostrando a las empresas las ventajas de etiquetar en catalán. Además, admiten que son los propios departamentos de marketing de las empresas los que están promoviendo este cambio para mostrar una mayor “proximidad” con los consumidores catalanes.

Vea a continuación las imágenes de esta edición limitada de botellas etiquetadas en catalán:

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·