Lunes 25/09/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Fraude masivo a la Seguridad Social. Más de 60.000 españoles han cobrado ilegalmente pensiones durante años al recibir del Estado irregularmente el complemento a mínimo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno ha descubierto que más de 60.000 españoles han estado cobrando ilegalmente pensiones de las arcas del Estado. El ministerio de Empleo ha concluido una profunda investigación de varios meses de duración y ha descubierto un fraude masivo. Moncloa modificará la ley para tipificarlo como delito grave.

Se trata de un fraude a la Seguridad Social que llevan realizando durante años más de 60.000 españoles y ahora es cuando se ha descubierto, explican fuentes del ministerio de Empleo a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital.

Estos ciudadanos han estado recibiendo del Estado el llamado complemento a mínimo de una manera irregular e ilícita, aseguran las mismas fuentes.

Complemento a mínimo

El complemento a mínimo es una asignación que realiza el Estado a aquellos españoles que han cotizado los hasta ahora 15 años necesarios para acceder a una pensión, pero que no han aportado a la Seguridad Social la cantidad contemplada en la base reguladora para recibir la pensión mínima.

En 2012, esta cantidad mínima ha estado fijada en 6.993, 14 euros. Es decir, el Estado completaba con una aportación a estos cotizantes que no llegaban a esta cifra.

En total, la Seguridad Social gasta una media de casi 8.000 millones de euros al año en estos complementos a mínimos o ayudas que reciben los pensionistas que no han cotizado lo necesario.

El Ministerio de Empleo comenzó en el mes de abril esta profunda investigación para conocer cuántos españoles han cometido este fraude. Y es ahora, siete meses después, cuando se conocen sus resultados.

El delito no está tipificado

En el departamento de Fátima Báñez hablan de “fraude masivo”, pero son conscientes de que no pueden actuar en este momento contra esos pensionistas a los que el Estado ha ayudado para que puedan percibir la pensión mínima.

Efectivamente, hasta ahora no estaba tipificado como delito defraudar a las prestaciones de la Seguridad Social. Sí lo es, por ejemplo, defraudar a una empresa

Sin embargo, el Congreso aprobó la pasada semana la llamada Ley contra el fraude a la Seguridad Social. Uno de sus objetivos es precisamente éste: que quienes perciben pensiones de manera irregular puedan ser acusados de un delito grave, que conlleva, incluso, el ingreso en prisión.

1.174 empresas ficticias

Además de estos más de 60.000 españoles que han defraudado a la Seguridad Social, el Ministerio de Empleo también ha detectado que en los nueves primeros meses del año se han creado en España 1.174 empresas ficticias. Es decir, compañías sin actividad real que se fundan con el objetivo de facilitar acceso a prestaciones a sus trabajadores no reales.

Los contratos falsos descubiertos hasta octubre han sido 20.051. También ha habido 5.258 empresarios que daban ocupación a parados que percibían una prestación por desempleo. Y 7.740 trabajadores compatibilizaban irregularmente el paro con el trabajo. Son datos de la inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Aznar se empleó a fondo

Ya en el año 2000, con Juan Carlos Aparicio en el Ministerio, Trabajo detectó un fraude de las empresas en las cotizaciones a la Seguridad Social de más de 115.000 millones de pesetas.

El Gobierno de Aznar quiso emplearse a fondo en lo que llamaron el afloramiento de la economía sumergida. Descubrieron que 52.515 afiliados estaban trabajando de forma ‘sumergida’. Hubo sanciones administrativas de 1.920 millones.

El precedente de Grecia

A este respecto, en Grecia se va a poner en marcha el próximo año un sistema para intentar acabar con el fraude en la percepción de las pensiones. Los notarios tendrán que presentar en la Seguridad Social un acta notarial de cualquier boda, divorcio o fallecimiento.

El objetivo de esta medida es terminar con el fraude masivo en el país heleno. Se han dado caso de personas que habían fallecido hace años mientras su familia seguía cobrando la pensión de ese ciudadano. A partir de ahora, por tanto, la fe de vida será esencial para seguir percibiéndola.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·