Martes 22/08/2017. Actualizado 17:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Lleva seis meses rastreando ordenadores para detectar cajas B

Frenazo de Hacienda al ‘espionaje’ de correos electrónicos en las empresas inspeccionadas

Funcionarios de la Agencia Tributaria han alertado de que han recibido amenazas de demandas por violación de la intimidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hacienda va a ser a partir de ahora más cuidadosa con las incursiones que realiza en ordenadores de empresas y autónomos para detectar dobles contabilidades, propiedades no declaradas... Una entrada muy agresiva puede ser recurrida por las empresas a los tribunales. Algunos funcionarios han recibido amenazas de demanda.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

La Agencia Tributaria elevó hace seis meses la apuesta por las herramientas informáticas como medio para combatir el fraude fiscal. Desplegó un plan especial con el que pretende controlar los programas informáticos que permiten a empresas y autónomos llevar una contabilidad B.

También comenzó a revisar los software de las cajas registradoras de los pequeños comercios para comprobar que no oculten ventas no declaradas que perjudican sobre todo a la recaudación del IVA.

Amenazas de demanda

Fuentes de la Inspección de Hacienda, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, relatan algunos encontronazos que los inspectores han tenido que salvar en la visita a algunas empresas. Explican que uno de los puntos al que no puede acceder la Agencia Tributaria sin autorización judicial o consentimiento expreso de los responsables de la empresa es a los programas de telecomunicaciones.

En algunas compañías, explican, los funcionarios han sido advertidos de que si atravesaban esa línea roja serían demandados. Una circunstancia que les ha llevado a ser más escrupulosos si cabe en los ficheros que examinan para detectar contabilidades B, propiedades no declaradas, etc.

Han tomado todas las cautelas en el acceso, concretamente, a los clientes de correo electrónico para acceder al contenido de los mismos, chats, intranets con sistemas de comunicación privada, bases de datos de clientes. Este bloqueo de acceso es extensible incluso a los registros de navegación de páginas webs, detalle de las facturas telefónicas y todo aquello que de pistas de las comunicaciones.

Incursiones cuidadosas

Fuentes próximas a Hacienda aclaran a este confidencial que los inspectores están siendo muy cuidadosos en estas incursiones. Aportan un material informático provisto de ficheros compatibles con varios sistemas.

Se tiene en cuenta que una entrada muy agresiva puede ser recurrida por las empresas a los tribunales, alegando que Hacienda ha violado sus secretos industriales.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·