Viernes 30/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las paradojas de Glaxo-Smith Kline: posible congelación salarial, prejubilaciones y viaje de empresa gratis a Atenas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No parecen correr buenos tiempos para los grandes laboratorios en general y para la filial española de Glaxo-Smith Kline (GSK) en particular. ECD ha podido constatar una curiosa paradoja: mientras crecen los temores a una congelación salarial para el año próximo y se opta por una política de prejubilaciones incentivadas, la sociedad fleta aviones y ocupa hoteles en Atenas en una masiva convención por todo lo alto.

No parecen correr buenos tiempos para los grandes laboratorios en general y para la filial española de Glaxo-Smith Kline (GSK) en particular. ECD ha podido constatar una curiosa paradoja: mientras crecen los temores a una congelación salarial para el año próximo y se opta por una política de prejubilaciones incentivadas, la sociedad fleta aviones y ocupa hoteles en Atenas en una masiva convención por todo lo alto. A nadie se le escapa que en los últimos años la industria farmacéutica ha sufrido significativos recortes en sus plantillas a nivel mundial. Las razones que se esgrimen son varias: necesidad de mayores inversiones en tecnología, el creciente coste que supone el desarrollo de nuevos productos, o fusiones entre empresas tras las cuales se puede prescindir de un buen número de trabajadores que antes eran necesarios. En el caso de España, a todo lo anterior hay que añadir las progresivas políticas estatales que fomentan la bajada de los precios de los medicamentos. Glaxo-Smith Kline, líder del sector farmacéutico, no permanece ajeno a esta tendencia, y los efectos se están dejando ver en la filial española. Tras la fusión entre Glaxo y Smith Kline Beecham en el año 2000 se suprimieron en nuestro país 112 empleos, lo que supuso un 5,7 por ciento de la plantilla total del nuevo grupo en España. Pero las bajas se han seguido produciendo a lo largo del presente año. Según fuentes sindicales, la tendencia estriba en forzar las prejubilaciones entre el personal que supera la barrera de los 50 años. GSK no tiene comité de empresa y obstaculiza cualquier tipo de movilización de su personal. Esto hace que los sindicatos tengan dificultades para conocer exactamente el número de puestos de empleo suprimidos. Según ha podido saber ECD por diferentes fuentes, se han podido eliminar hasta medio centenar de puestos de trabajo este último año, según las versiones más optimistas. Otras informaciones, en cambio, apuntan que ente noventa y cien empleados han recibido incentivos para abandonar la empresa antes de cumplir los 55 años. Pero el hecho más destacado que ha llamado la atención en el sector es que, a pesar de este oscuro panorama, la semana pasada GSK España se llevó a todos sus empleados durante cinco días a Atenas fletando aviones y ocupando varios hoteles de la ciudad. Durante este tiempo, GSK España quedó paralizada y con servicios mínimos. Este costoso desembolso choca además con otras informaciones que hablan de un plan de congelación salarial para el año 2005 en la empresa, y que este confidencial no ha podido aún confirmar. ECD se ha puesto en contacto con el jefe de comunicación de GSK España, que no ha querido ni confirmar, ni desmentir estos detalles, ni hacer ningún tipo de declaración.