Viernes 22/09/2017. Actualizado 14:30h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Tras un pulso entre Íñigo de la Serna y Cristóbal Montoro

El Gobierno da marcha atrás y suspende el recorte de 5.000 empleos en Correos

Reunión de urgencia el viernes en Fomento: se elimina la reducción de 60 millones de euros en el presupuesto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno recula en el recorte a Correos. Ha garantizado una partida de180 millones para la empresa pública. Esa financiación aleja la amenaza de una reducción de 5.000 empleos. La decisión acaba de ser comunicada a la plantilla. De lo contrario, ya habían advertido de la convocatoria de huelgas por toda España.

Una cartero de Correos. Una cartero de Correos.

Tal y cómo se contó en ECD el pasado viernes, el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, había citado ese día a todas las organizaciones sindicales presentes en Correos.

El encuentro resultaba clave para conocer los planes del Gobierno tras el recorte de 60 millones a las cuentas de la empresa pública. Al final, el ministro no acudió a la cita. En su lugar, la subsecretaria de Fomento, Rosana Navarro, recibió a los representantes de los trabajadores en la sede del Ministerio.

Los sindicatos asistían al encuentro con el objetivo de que sirviera para entrar en profundidad a discutir contenidos y se fijasen compromisos firmes sobre la viabilidad de la empresa.

Exigieron la restitución completa de la partida presupuestaria que se quería recortar y una discusión integral sobre el Plan de Prestación del Servicio Postal Universal pendiente desde hace más de seis años, que cifran en 300 millones.

Se suspende el recorte de 100 millones

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes presenciales, Fomento trasladó a la plantilla que la financiación de Correos está garantizada y no será inferior a los 180 millones de euros que recibió en 2016. Pero la cuantía se recibirá en diferido en el plazo de un año y a través del Fondo de Contingencia.

Se comprometió también a crear un grupo de trabajo para hacer un seguimiento de la financiación de Correos en un plazo máximo de dos semanas. Participarán Hacienda y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La amenaza para el empleo con este recorte presupuestario era real y ha supuesto una dura negociación entre Íñigo de la Serna y Cristóbal Montoro.

En la cúpula de Correos habían llegado a calcular que podría provocar la desaparición de unos 5.000 puestos de trabajo en toda España, a los que habría que sumar otros puestos eventuales que no serían renovados y tampoco repuestos por todo el país.

Sin correo diario y desplazarse para recogerlo

La reducción amenazaba especialmente a los núcleos rurales, donde aumentaría considerablemente el número de municipios que dejaría de recibir la correspondencia los cinco días de la semana.

En esos casos, se vería afectado el servicio de reparto de las cartas y paquetes que se envían de forma ordinaria, al margen del resto de fórmulas que utiliza la empresa. También podía ocurrir que los ciudadanos de los núcleos rurales tengan que trasladarse a otros más grandes a recoger el correo

Además, los empleados han comenzado a advertir también a la dirección de la compañía postal de la “saturación” en algunos distritos de Madrid, como es el caso del barrio del Pilar, donde algunos carteros tampoco logran repartir todo el correo en el mismo día por la elevada carga de trabajo que soportan.

El cierre de oficinas o la reducción de horarios de atención al público son otras de las medidas que se barajaban si no se corregía este recorte presupuestario.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·