Miércoles 18/10/2017. Actualizado 17:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La semana pasada suspendió dos vuelos a Caracas

Iberia se plantea dejar de operar definitivamente en Venezuela

La compañía monitoriza a diario la situación del país. Considera decisiva la repatriación de 200 millones de euros. Las escalas en Santo Domingo están encareciendo los costes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Iberia sopesa dejar de operar en Venezuela. La razón: 200 millones de euros que el Gobierno de Maduro tiene retenidos en el país. Sería una “medida extrema” que sólo se ejecutaría en caso de que se diera por imposible el cobro de esa deuda. La aerolínea opera ahora tres vuelos semanales a Caracas: miércoles, jueves y domingo.

Avión de Iberia en el aeropuerto de Barajas. Avión de Iberia en el aeropuerto de Barajas.

El clima de confrontación y violencia que se vive en las calles entre la oposición y el régimen de Nicolas Maduro va en aumento desde las elecciones a la Asamblea Constituyente. El Ministerio de Exteriores desaconseja viajar a Venezuela.

En un primer momento, Iberia aludió a la “delicada situación en el país” para suspender dos vuelos a Caracas que debían haberse operado la semana pasada. Tuvo en cuenta entonces las “dificultades operacionales y de seguridad” para no cumplir con las rutas programadas.

Abandonar Venezuela como medida extrema

Fuentes del sector, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, revelan ahora que la aerolínea está dispuesta a dar un paso más si la situación se recrudece en Venezuela.

Una de las medidas que la dirección de Iberia ha puesto sobre la mesa es dejar de operar definitivamente con el país latinoamericano. Tomará esta decisión si constata que resulta imposible el cobro de los 200 millones que el Gobierno de Maduro le tiene retenidos.

Una decisión que ya han tomado, por cierto, otras compañías en la misma situación, como Lufthansa, Air Canadá y Alitalia.

Por el momento, la aerolínea española prefiere seguir apurando las negociaciones. Pero se decantará por la opción de abandonar Venezuela cuando se confirme la imposibilidad de repatriar el dineroretenido.

En estos momentos, explica Iberia, es más conveniente esperar hasta comprobar cómo acaban las conversaciones. Se temen posibles represalias que pueda emprender el Ejecutivo venezolano.

No hay un plan para dejar de operar

Fuentes oficiales de Iberia matizan a ECD que la compañía continúa volando a Venezuela y no existe, a día de hoy, un plan trazado para dejar de operar con el país. Sin embargo, no aclaran si lasconversaciones con el Gobierno de Nicolás Maduro se mantienen para tratar de repatriar los fondos retenidos.

En la sede de Iberia en Madrid se está monitorizando a diario la situación para ir tomando las decisiones que correspondan en caso de no alcanzarse un acuerdo económico y la situación de inseguridad y violencia en el país vaya a más.

La dirección de la aerolínea sigue al minuto la situación en las calles de la capital venezolana con el objetivo de decidir cualquier cambio en el programa de vuelos y avisar a los clientes con la suficiente antelación.

La escala en Santo Domingo encarece la ruta

Por lo pronto, Iberia decidió el pasado jueves retomar las operaciones con Venezuela. Pero la tripulación encargada de los vuelos debe hacer escala en Santo Domingo a la ida. Allí, un nuevo equipo toma el avión, aterriza en Venezuela y regresa en ruta directa a Madrid.

De este modo, la tripulación permanece en todo momento en el interior del aeropuerto Simón Bolívar Internacional. Esta operativa permite dar el servicio aéreo sin que el personal de Iberia tenga que entrar en la capital venezolana. En la compañía aseguran que mantendrán esta ruta hasta “que no se disipe la incertidumbre”.

Pero admiten que el cambio está teniendo un impacto negativo en las cuentas. Iberia debe cargar contra la cuenta de resultados el sobrecoste de hacer frente a esta contingencia. Y las pérdidas serán mayores cuanto más se alargue la incertidumbre.

Los trabajadores de Iberia habían alertado a la aerolínea de que “tal y como están las cosas en las calles venezolanas” podían verse amenazados en sus desplazamientos desde el aeropuerto al hotel.

Desde Iberia se insiste a ECD en que la prioridad es ahora “preservar la seguridad de los clientes, tripulación y todos los empleados que atienden los vuelos”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·