Jueves 19/10/2017. Actualizado 17:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) ha viajado a Brasil para cerrar la compra de la eléctrica Neoenergía, tras descartar a la portuguesa EDP: la quiere fusionar con Elektro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras la compra de la distribuidora Elektro por 2.900 millones de dólares el pasado mes de abril, Iberdrola tiene como siguiente objetivo hacerse con la eléctrica brasileña Neoenergía. Esta operación está a punto de cerrarse, después de que en las últimas semanas las negociaciones se hayan intensificado tras descartar la entrada en la lusa EDP. El próximo paso será fusionar Neoenergía con Elektro.

Fuentes empresariales consultadas por El Confidencial Digital explican que altos directivos de la eléctrica española han viajado a Brasil en varias ocasiones en las últimas semanas para cerrar un acuerdo con los dos accionistas de Neoenergía, el fondo de pensiones Previ (49%) y el Banco do Brasil (12%).

Según las fuentes consultadas, las negociaciones están a punto de cerrarse, ya que el fondo de pensiones Previ ha comunicado a Iberdrola su disposición a escuchar la oferta del equipo de Ignacio Sánchez Galán y cerrar una venta cuanto antes.

Previ, principal accionista de Neoenergia, ha mantenido también conversaciones en los últimos meses con la eléctrica brasileña CPFL para fusionarla con Neoenergia. Sin embargo, al final, las negociaciones no han llegado a buen puerto, lo que allana, en estos momentos, los planes de Iberdrola en Brasil.

La venta de la participación de Previ en Neoenergia llevaría implicada también la venta del 12% que posee el Banco do Brasil, por lo que Iberdrola se haría con el 100% de la compañía, y podría comenzar así su proceso de fusión con la distribuidora Elektro, uno de los principales objetivos que persigue el presidente de Iberdrola en Brasil. Según fuentes del sector, el desembolso que tendría que afrontar la española por el 61% de Neoenergia se aproximaría a los 5.000 millones de dólares.

Fuentes próximas a Iberdrola comentan a ECD que la compañía está negociando para tratar de mejorar su actual situación en el mercado brasileño y reorganizar su participación en este país. Ignacio Sánchez Galán ya advirtió en la presentación de los resultados del primer semestre a finales de julio, que Iberdrola tiene la intención de “lograr la mayoría de Neoenergia para poder consolidar globalmente los resultados”.

Tras la compra de Neoenergia y la fusión con Elektro, Iberdrola se colocaría en una posición de liderazgo en el mercado brasileño. Según estimaciones de la compañía, obtendría 6.400 millones de ingresos, un Ebitda de 1.508 millones de euros, un beneficio neto de 919 millones, y en total, casi 11 millones de puntos de suministro de electricidad en las principales ciudades del país.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·