Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La Ley Antitabaco amenaza con “dejar en la calle” a 300 estanqueros “especiales”: los afectados no descartan ir a los Tribunales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los estancos especiales han sido los más perjudicados por la Ley Antitabaco. Las duras condiciones impuestas por la Administración podrían obligar el cierre de 300 expendedurías de estas características en diciembre de 2006.

Los estancos especiales han sido los más perjudicados por la Ley Antitabaco. Las duras condiciones impuestas por la Administración podrían obligar el cierre de 300 expendedurías de estas características en diciembre de 2006. Se trata de estancos ubicados en organismos oficiales y Ministerios, expendedurías que fueron concedidas por el Estado en los años 70 y 80 a personas sin recursos, en su mayoría familiares de víctimas del terrorismo y militares, en condiciones ventajosas. La nueva ley exige el cierre de estos negocios en el plazo de un año, ya que a partir de enero de 2007 estará prohibida la venta de tabaco en los lugares de trabajo. Los afectados explican que el Gobierno les ha dado tres alternativas: cambiar el emplazamiento del estanco, transmitir su licencia a un tercero o vender otros productos, como caramelos, ya que tampoco podrán distribuir Timbre. Fuentes del sector denuncian que las ventas de un estanco sin tabaco y Timbre son insignificantes por lo que la única opción que les quedaría para mantener su licencia sería trasladar su comercio. El problema, dicen, es que el Gobierno exige que el nuevo estanco esté situado a una distancia máxima de un kilómetro respecto a la ubicación actual. Teniendo en cuenta que las Administraciones Públicas suelen estar emplazadas en las zonas más caras de las ciudades españolas, el coste de ese traslado es inasumible para la mayoría de estos propietarios. Según aseguran fuentes del sector, los afectados, que en su mayoría son personas de una edad superior a los 50 años, tampoco tendrán derecho a paro y deberán pagar derechos de autónomos durante varios años para poder beneficiarse de la pensión de jubilación. Los propietarios de estancos especiales están estudiando con sus abogados la posibilidad de llevar su caso a los Tribunales y al Defensor del Pueblo si el Estado no les ofrece una solución viable. Según recuerdan los afectados, existe un precedente a su favor, pues cuando el Ministerio de Sanidad exigió el fin de la actividad del estanco que estaba situado en su edificio, las autoridades permitieron al propietario ubicar su nueva expendeduría en otra localidad, donde los locales eran más baratos. El Comisionado para el Mercado de Tabacos reconoce estos hechos, pero no ha querido hacer a ECD ningún comentario al respecto.

·Publicidad·
·Publicidad·