Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Luis de Guindos ha despachado ya con los presidentes de los cinco grandes bancos españoles. Jarro de agua fría: tendrán que acreditar como mínimo el doble del capital anunciado, 100.000 millones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Luis de Guindos ya ha mantenido su primer encuentro con los presidentes de los cinco grandes bancos en la sede del ministerio de Economía y Competitividad. Y el mensaje que les ha transmitido ha sido claro. Los 50.000 millones de euros que avanzó para sanear los balances de las entidades se quedarán cortos. Ya les ha hecho saber que serán necesarios, como mínimo, más de 100.000 millones, el doble de lo anunciado.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, por fuentes financieras, durante los encuentros con los cinco principales banqueros del país (Emilio Botín, Francisco González, Isidro Fainé, Rodrigo Rato y Ángel Ron), De Guindos les pidió un nuevo esfuerzo, después del que él mismo ya adelantó públicamente en una entrevista el pasado 3 de enero.

El ministro de Economía y Competitividad aseguró ese día en las páginas del ‘Financial Times’ que los bancos españoles deberían destinar hasta 50.000 millones de euros para nuevas provisiones relacionadas con sus activos tóxicos inmobiliarios como parte de una nueva reforma del sector financiero.

Pues bien. Según las fuentes consultadas, los números que el titular de Economía presentó a los bancos en estos encuentros exigen un esfuerzo aún mayor a las entidades que el que anunció días antes el propio De Guindos.

Manejó con los banqueros la cifra de entre 120.000 y 150.000 millones de euros como las provisiones totales que tendrá que llevar a cabo el sistema financiero español para hacer frente a la burbuja inmobiliaria. Prefiere ir desgranando poco a poco, según les reveló, las necesidades de capital del sector de cara a la opinión pública.

Luis de Guindos les transmitió también que era imprescindible que las entidades sanearan sus balances sin que la reforma prevista del sistema bancario suponga una carga para el Tesoro, al mismo tiempo que les emplazó a una nueva ronda de fusiones entre las cajas de ahorros españolas.

Además, les dejó claro que los bancos tendrán que obtener esta nueva cantidad por sus propios medios, a través de sus beneficios, aunque sea durante varios ejercicios.

Muy por encima de las exigencias de Bruselas

La Autoridad Bancaria Europea cifraba el pasado octubre en 26.000 millones las necesidades de los cinco principales grupos bancarios españoles y ya por entonces muchos expertos advertían que la cantidad real era bastante superior.

El Banco de España calculó hace pocas semanas en 175.000 millones los activos problemáticos vinculados con el ladrillo, especialmente crédito promotor.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·