Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El español Manuel Silva “arrebató” a un francés la dirección general de I+D de la UE en la cena secreta que reunió a Zapatero y Barroso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, negoció con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, la dirección general de I+D y logró que éste cambiase de opinión en el último momento. La operación se gestó en la cena privada que reunió a ambos en Madrid.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, negoció con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, la dirección general de I+D y logró que éste cambiase de opinión en el último momento. La operación se gestó en la cena privada que reunió a ambos en Madrid. El pasado 11 de noviembre se hicieron públicos los cambios resultantes de la reestructuración decidida por Durao Barroso sobre 17 altos cargos de la UE, entre ellos ocho directores generales. Entre los nuevos cargos, llamó la atención el nombramiento de José Manuel Silva, antiguo director general de Agricultura de la UE, como nuevo director general de Investigación y Desarrollo europeo. Según ha podido saber El Confidencial Digital, antes de la reunión secreta mantenida por Zapatero y Barroso el pasado 6 de noviembre, había otra persona designada para ocupar ese cargo. Se trata del francés François Lamoreux, que tenía que ser relevado de su cargo como Director General de Transportes y de Energía de la Comisión Europea. Fuentes próximas a la Unión Europea han desvelado que Zapatero tenía en mente esta estrategia —lograr la “colocación” de Manuel Silva en I+D- desde hacía tiempo. Hay que tener en cuenta que España ha pasado a ser un “país rico” en los últimos años, por lo que “los fondos de los que ahora puede beneficiarse España son los procedentes de la investigación”. Así las cosas, la dirección general de Agricultura ya no es tan importante para España y sí en cambio el puesto en Investigación. La “maniobra” de Zapatero en este “baile de sillas” ha sido bien valorada dentro de la Unión Europea, pues se ha interpretado como un movimiento inteligente del Gobierno español y los frutos ya se han podido percibir en la cumbre de la UE celebrada en Bruselas este fin de semana. Zapatero ha obtenido del Consejo Europeo para España un marco presupuestario que tendrá un nivel de gasto de 862.363 millones de euros para el período 2007-2013, un 1,045 por ciento de la Renta Nacional Bruta (RNB). Supone un saldo neto positivo de 16.181 millones de euros hasta 2013 para España, y contempla —y esto es lo más relevante a la luz de lo anterior- un fondo de 2.000 millones de euros para fortalecer las inversiones en investigación.