Martes 25/04/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Se busca un ‘Mario Monti’ español. El mundo económico está evaluando a los posibles tecnócratas para dirigir el país: Manuel Pizarro, Joaquín Almunia, José Manuel Soria…

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La cúpula económica del país está buscando un Mario Monti para España. Ante la hipótesis de una intervención, y de que, como se ha hecho con Italia, se imponga al país un gestor económico que afronte la crisis, en esos ámbitos se ha analizado qué personalidades podrían ocuparse de semejante tarea. Entre los nombres que se manejan, los de Manuel Pizarro, Joaquín Almunia, José Manuel Soria...

El perfil de ese posible ‘salvador’ sería el de una persona de máximo nivel, con gran conocimiento de las empresas, la economía, la banca y la escena internacional, y, sobre todo, que resulte ‘fiable’ para las autoridades europeas, que serían las que tendrían que dar el visto bueno.

Según ha sabido El Confidencial Digital en fuentes empresariales de alto nivel, el mundo económico busca ya a esa persona capaz de solventar los problemas que, en este momento, están colocando a España al borde de la intervención.

De acuerdo con esas fuentes, entre los candidatos que se están considerando figuran:

Grandes empresarios

-- Han sido considerados nombres como el del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; el del consejero delegado de Inditex, Pablo Isla; o el del ex presidente de Endesa, Manuel Pizarro.

-- Sin embargo, se piensa que se trata de una opción altamente complicada. Primero, porque una cosa es dirigir con éxito una gran empresa y otra gobernar un país.

-- Y, segundo, porque previsiblemente estos altos directivos serían reticentes a abandonar una actividad exitosa en la empresa privada. No solo por motivos de remuneración, aunque sufrirían una considerable merma. También porque ponen en juego su actual posición para marcha a la política, donde se verían sometidos a la crítica, a tener que dar cuenta en el Parlamento y los medios de comunicación…

-- Pero, además, saben que si dan el salto entrará en juego su currículum anterior. Y, por ejemplo, no están dispuestos a que puedan sacarles más tarde en el Parlamento algún hecho del pasado.

-- Por lo que se refiere a Manuel Pizarro no se muestra, en este momento, por la labor de aceptar un reto así. Pero tampoco el máximo responsable de Iberdrola, ni el de Inditex, quien en su día apareció como posible vicepresidente económico de Mariano Rajoy, sin que se confirmara.

Políticos conocidos

-- Se ha hablado públicamente de una posible vuelta ‘por patriotismo’ de dos ex presidentes del Gobierno como Felipe González y José María Aznar. Se consideran opciones altamente improbables.

-- Una de las figuras que suena con fuerza es el Comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia. Se pone en valor su evidente empatía con las autoridades de Bruselas, que se haya ocupado anteriormente de los asuntos económicos de la Unión, y que conoce las ‘tripas’ de todos los organismos institucionales europeos, donde es además conocido.

Tecnócratas

-- En la opción de echar mano de personajes de recorrido técnico (como era el caso de Mario Monti), se han analizado perfiles como el de José Manuel González Páramo, ex consejero del Banco Central Europeo, quien tuvo, en algún momento, alguna opción para sustituir a Miguel Ángel Fernández Ordóñez al frente del Banco de España pero fue vetado por el Partido Popular.

-- Otro nombre manejado es el del ex secretario de Estado de Economía en la última etapa de Zapatero, José Manuel Campa. Además de esa experiencia, se recuerda su trabajo en el Fondo Monetario Internacional.

Que Rajoy siga al frente del Gobierno

Otra posibilidad que se considera en el alto mundo económico es que España no sea forzada a cambiar de presidente del Gobierno, sino que lo que plantee Bruselas es que Mariano Rajoy continúe, puesto que su partido tiene un apreciable mayoría parlamentaria, aunque adoptando cambios sustanciales.

Bruselas no quiere que se repita un nuevo escenario como el de Grecia. La UE prefiere que Rajoy, con su mayoría absoluta, vaya haciendo los deberes que se le exijan desde Europa. De esta manera, se aseguran de que no haya posibilidad de ‘tumbar’ en el Congreso español las reformas que le vayan dictando desde los máximos organismos de la Unión.

La situación económica, de momento, tampoco va a soplar muy en contra de Rajoy. Hasta octubre, no hay vencimientos de deuda y habrá liquidez en las arcas del Estado, con lo que no es previsible que la crisis se agrave mucho.

Nuevo equipo económico

Otra cosa será lo que ocurra a partir de otoño. Y, para ese momento, Europa si podría exigir un giro al Gobierno, aunque manteniendo a Rajoy como presidente. Implicaría un cambio de Gobierno.

Bruselas podría exigir que se configure un nuevo equipo fuerte, sólido y con gran credibilidad, y con un requisito básico: una única vicepresidencia económica. Una sola voz en los asuntos relacionados con la política económica del país, en lugar de la bicefalia actual existente entre Luis de Guindos (Economía) y Cristóbal Montoro (Hacienda).

Además de alguno de los citados más arriba, en los ámbitos económicos se manejan también otros nombres como candidatos a convertirse en ese nuevo ‘hombre fuerte’ de la economía.

Uno de ellos, relativamente sorprendente, es el del actual ministro de Industria, José Manuel Soria. Destacan en él su doble dimensión política y técnica, su conocimiento de tres idiomas (inglés, francés y alemán) y su don de gentes, requisitos imprescindibles ahora mismo para sacar a España del atolladero.