Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Miguel Blesa (Caja Madrid) refuerza su posición tras los acontecimientos de Endesa y puede no necesitar a Esperanza Aguirre para su futuro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, le van encajando las piezas en su particular partida de ajedrez para asegurar su futuro profesional, ahora ya sin el apoyo explícito de Esperanza Aguirre.

Las relaciones con la presidenta de la Comunidad de Madrid han sufrido un notable enfriamiento a medida que avanzaba la OPA que tiene lanzada la empresa alemana E.On sobre Endesa. En estos momentos se da por seguro que el hoy presidente de la entidad financiera no volverá a repetir si Aguirre gana las elecciones autonómicas de mayo.

Tras haber mantenido primero una posición favorable a vender a E.On el 10% de Endesa que controla Caja Madrid, Blesa tiene ahora más opciones donde elegir y, sobre todo, puede negociar mejor la posición de la caja, además de la suya propia, dentro de la futura conformación de fuerzas en el consejo de Endesa.

Acciona y la italiana Enel poseen en conjunto casi la mitad de las acciones de la eléctrica española, pero el 10% de Caja Madrid les puede ser muy útil para conformar un núcleo duro casi imposible de quebrar.

Según fuentes conocedoras del proceso consultadas por El Confidencial Digital, el porcentaje de Caja Madrid puede acabar formando parte del núcleo duro de dos formas diferentes: manteniendo a la caja como accionista y a su presidente como consejero, o formando parte del paquete de Enel o Acciona, en cuyo caso Miguel Blesa podría formar parte también del consejo de la futura Endesa tras haber propiciado la venta de los títulos de la eléctrica a uno u otro.

Esperanza Aguirre, con quien se reunió hace un mes para tratar del tema, siempre ha sido partidaria de que Caja Madrid mantuviera su 10%, pero Blesa le contestó que había que mantener abiertas todas las posiciones, porque, si E.On se quedaba con la mayoría de la eléctrica, la capacidad de influencia iba a ser nula y las plusvalías que obtendría la caja vendiendo las acciones de Endesa, que supondrían aproximadamente el doble de sus beneficios anuales, no son despreciables.

La postura oficial de Caja Madrid es que hay que esperar a la Junta Extraordinaria de Endesa, el día 20, y oficialmente asegura que no tomará decisión alguna hasta esas fechas. En ese tiempo se sabrá ya cómo están las fuerzas en la eléctrica, aunque este mismo miércoles E.On puede anunciar decisiones importantes sobre su posición en la OPA y desencadenar los acontecimientos.

·Publicidad·
·Publicidad·