Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Negocios para tiempo de crisis: aventura y naturaleza, biotecnología, atención a la dependencia, outsourcing, asesoría dietética e imagen personal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La crisis económica española puede convertirse en un incentivo para abrir una empresa. Los expertos recomiendan medir bien los riesgos, sortear las dificultades para conseguir financiación y apuntan los sectores más demandados en estos momentos.

El presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios (AJE Confederación), Patricio Rodríguez-Carmona explica a El Confidencial Digital su convencimiento de que “aún teniendo en cuenta el panorama, momentos como el actual son óptimos para emprender, básicamente porque se eliminan competidores”.

De hecho, según la AJE, los negocios que mejor “pintan” en este momento son los relacionados con actividades en la naturaleza o de aventura; las empresas de desarrollo cultural, las biotecnológicas, y aquellas que prestan servicios de ayuda y atención a personas con dependencia. Por último, las asesorías y centros de dietética e imagen personal también están teniendo buena acogida.

No obstante, Rodríguez-Carmona advierte que “si en tiempos de bonanza económica se debe analizar muy bien el mercado, ahora el emprendedor debe ser mucho más prudente y exigente con el proyecto”. Para ello, hay que tener en cuenta factores como la capacidad de comercialización del producto, la reducción en el número de clientes o una demanda contraída. Además, en tiempos de crisis e incertidumbre las necesidades de los clientes cambian, por lo que resulta de vital importancia conocerlas. Desde la patronal de jóvenes empresarios recuerdan que “ofrecer un mayor plus de calidad en los servicios y productos es ahora más primordial que nunca”.

Sin embargo, la actual crisis económica está frenando la actividad emprendedora. Prueba de ello es el resultado de la encuesta llevada a cabo entre los asociados de AJE, en la que se observa cómo casi el 73% de los jóvenes empresarios ve denegada su solicitud de crédito para comenzar su actividad empresarial. “La falta de apoyo financiero sigue siendo la barrera principal, que unido al miedo al fracaso, hace que a los emprendedores les cueste lanzarse” reflexiona el presidente de AJE Confederación.

Pese a que todos los sectores se están viendo perjudicados a consecuencia de la ralentización económica, las empresas de servicios financieros e inmobiliarios se están viendo gravemente afectadas: se reduce el consumo, las ventas se aminoran y se registra un mayor número de impagos. Seguro de que “la crisis en la que estamos inmersos va a ser una crisis fuerte que no se va a resolver rápidamente”, el responsable de CEAJE señala que “es el momento de tomar medidas estructurales necesarias –como refuerzo de la flexibilidad laboral -para que la economía española sea mas competitiva”.

Rodríguez-Carmona lamenta que “el Gobierno aun no ha hecho nada en este sentido; es necesario adoptar medidas cuanto antes para superar lo mejor posible este período”. Entre las primeras reformas de la legislatura se cuenta el compromiso gubernamental de crear un fondo de capital riesgo con la participación del sector privado que apoye el crecimiento de empresas con alto valor añadido, “pero este impulso llega en un momento difícil debido a la restricción del crédito internacional”, afirma el presidente de CEAJE.

Uno de los factores que ha propiciado el descenso del número de sociedades de nueva creación son las dificultades de los emprendedores para acceder al crédito. No obstante, no se trata de la única razón, como explica Rodríguez-Carmona: la escasez de incentivos y apoyo social, el exceso de burocracia, las elevadas cargas fiscales o el precio de los inmuebles son aspectos que a su juicio lastran la labor emprendedora.

Para contrarrestar los efectos negativos de este panorama, la confederación de jóvenes empresarios demanda un estudio “más a fondo” de la viabilidad de los proyectos, el establecimiento de un sistema financiero a bajo interés durante los primeros años; más reducciones en los trámites burocráticos; descuentos en impuestos y aumento de las líneas de crédito y avales públicos. Con estas medidas, se tata de “fomentar la creación de empresas y apoyar a las que ya están en marcha”. “No hay que olvidar que las grandes generadoras de libertad, riqueza, empleo y bienestar social son las empresas”, concluye Rodríguez-Carmona.

·Publicidad·
·Publicidad·