Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La prensa alemana declara su pesimismo sobre el posible triunfo de la OPA de E.On sobre Endesa: problemas en Alemania, Hungría e Inglaterra

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que E.On lanzó su contra OPA sobre Endesa, la prensa alemana ha publicado multitud de artículos que subrayan las dificultades con las que tiene que enfrentarse la compañía en España. A medida que pasan las semanas, los analistas alemanes se muestran cada vez más pesimistas con que la operación se resuelva con éxito. A ello se añaden los problemas E.On en Alemania, Hungría e Inglaterra.

Los medios alemanes están al corriente de la presión que los accionistas están ejerciendo sobre Wulf Bernotat para que finalice sus proyectos de expansión, especialmente el de Endesa. El presidente de E.On trata de restar importancia a la oposición del Gobierno español, pero los analistas germanos subrayan que Bernotat está minusvalorando los obstáculos en la operación sobre Endesa, y que su optimismo sólo es una reacción infundada contra la presión interna.   Die Welt   Ute Müller y Daniel Wetzel publicaban recientemente en el diario alemán Die Welt el siguiente análisis: “La primera derrota de su carrera se cierne sobre el presidente de E.On, Wulf Bernotat: la fusión del consorcio ibérico Endesa no tiene prácticamente perspectivas de éxito”.   Según Müller y Wetzel, el posible fracaso de la aventura española está cada vez más claro y a Wulf Bernotat le espera una desagradable hora de interpelaciones: tiene que consolar a los accionistas de E.On por las perspectivas decrecientes de concluir el proyecto multimillonario en un plazo al alcance de la vista. Wulf Bernotat lo va a tener difícil a la hora de persuadir a los accionistas de los beneficios de una prolongada batalla de fusión con resultados inciertos. La situación en España es muy desagradable. “E.On se ha metido en un avispero”, afirman.   Los autores del análisis también declaran que los accionistas estadounidenses de E.On, entre ellos algunos fondos de pensiones, observan preocupados la adquisición de Endesa. La razón: se exponen a los riesgos políticos de Latinoamérica, ya que la energética española obtiene alrededor de un tercio de sus beneficios en América del Sur y suministra allí a más de once millones de clientes. Aunque Endesa está situada fundamentalmente en países estables como Chile, Colombia, Brasil y Perú, sin embargo, desde el punto de vista estadounidense, toda operación con América del Sur conlleva, por regla general, un riesgo.   Los inversores estadounidenses consideran que su escepticismo está aún más confirmado por la ola de nacionalizaciones, como actualmente está ocurriendo en Bolivia. Temen que las intervenciones populistas en el mercado energético y las crisis de abastecimiento, como pasó en el caso de Argentina, pudieran tener un efecto desvalorizador en la inversión de una E.On-Endesa.   Financial Times Deutschland   Un reciente editorial de Financial Times Deutschland titulado “E.On no es modesto” comenta que el optimismo de E.On sobre sus posibilidades de éxito en la oferta por Endesa podría ser bueno, pero que el desarrollo de los precios de la energía y los temas regulatorios son factores que representan demasiado riesgo para justificar una perspectiva global optimista de la compañía.    El editorial afirma que el escepticismo sobre el desarrollo de los negocios de E.On es creciente. Este hecho estaría motivado por factores externos, como los altos precios de la energía, pero también porque el crecimiento de E.On no es sostenible. Así las cosas, el artículo concluye que las dudas acerca de su fiabilidad como suministrador del mercado español estarían justificadas.   Esta misma semana, el Financial Times Deutschland publicaba una información en la que se afirmaba que el presidente de E.On, Wulf Bernotat, manifiesta su optimismo en completar la adquisición de Endesa este verano y contempla a la Comisión Europea como su aliado más importante. Bernotat espera que la Comisión Europea tome acciones inmediatas si la Comisión Nacional de la Energía vetase su operación. Para Bernotat la oposición del Gobierno español solamente retrasará la operación.   Sin embargo, el artículo del Financial Times Deutschland añade que los accionistas han criticado esta semana la gestión de los administradores de E.On, por acaparar grandes cantidades de dinero sin identificar objetivos de inversión apropiados.   Los problemas de E.On en Reino Unido, Hungría y Alemania   Según informaciones publicadas en prensa internacional, E.On se caracteriza por llevar a cabo políticas de adquisición muy numerosas que no generan valor ni para el accionista, ni para la compañía adquirida, ni para el mercado en el que opera. En 2002 la compañía alemana adquirió Powergen, la segunda eléctrica de Reino Unido. La operación recibió numerosas críticas y desbarató el mercado inglés.   Según un análisis publicado en el Financial Times, el pasado 27 de febrero, todavía no existen en Europa las condiciones necesarias para que las mega operaciones entre grupos energéticos generen valor e integración en el mercado, más bien al contrario, lo destruyen. Se pone como ejemplo el caso de E.On y Powergen. La compra del grupo inglés fue anunciada con unas previsiones de ganancias que el analista del Financial Times pone en duda.   En los años posteriores a la adquisición de Powergen, los medios británicos criticaron duramente la política de E.On por considerarla poco racional. Además se ha expuesto como los inversores de E.On tienen que hacer frente a continuas operaciones que no generan valor para ellos. Tampoco para las compañías adquiridas existe tal generación de valor, en el caso de Powergen se cerraron plantas y la reestructuración y la consolidación del negocio todavía no ha concluido.   En Hungría, E.On controla la empresa suministradora de electricidad Titász. Pues bien, el pasado 19 de abril el Tribunal de Defensa de la Competencia de este país declaró a E.On culpable de abuso de su posición de dominio en el mercado eléctrico de Hungría. El tribunal calificó de injustos los precios por abastecimiento de energía eléctrica que tiene fijados la compañía alemana.   Ya en su propia casa, hace dos semanas, el Tribunal Superior de Justicia de Dusseldorf (Alemania) avaló a la Oficina Federal Antimonopolio en su cruzada contra los contratos a largo plazo de gas que E.On mantiene con las distribuidoras. El tribunal, que todavía no ha pronunciado su última palabra, constató indicios de abuso en la posición dominante de la que E.On goza en el mercado energético alemán.   E.On mantiene contratos a largo plazo con los distribuidores de gas, que llegan a alcanzar una duración de hasta veinte años, en algunos casos. Esta situación supone un cierre del mercado e imposibilita la libertad de competencia.