Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El PNV baraja retrasar el referéndum convocado por Ibarretxe y conseguir el apoyo del PSE para la creación del futuro banco público vasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras la victoria en las elecciones generales de los socialistas vascos, el proceso de fusión de las Cajas vascas quedó suspendido por la negativa del PSE a negociar con la consulta soberanista del PNV sobre la mesa. Sin embargo, PNV baraja “retrasar” el referéndum a cambio del apoyo socialista al proceso de integración de BBK, Kutxa y Caja Vital.

Fuentes del Partido Nacionalista Vasco han confirmado a El Confidencial Digital que la cúpula del PNV trabaja desde el día después de las elecciones para lograr el apoyo del PSE a diversos proyectos de la agenda de los nacionalistas. Una de estas iniciativas es la fusión de las cajas vascas, un anhelo permanente de los nacionalistas y que tras los resultados electorales queda supeditada al apoyo o no de los socialistas vascos.

Hace una semana, fuentes internas de los socialistas vascos aseguraron a ECD que “mientras continúe la incertidumbre política en Euskadi, el PSE no va a dar ningún paso hacia la fusión de las tres cajas vascas”. No obstante, dejaban la puerta abierta a la negociación en el caso de que el PNV accediese a ciertas condiciones que los socialistas verían con buenos ojos. Entre las propuestas se encuentra posponer la fecha prevista para el referéndum del 25 de octubre de este año.

Las mismas fuentes peneuvistas aseguran que la cúpula nacionalista baraja la posibilidad de aplazar la consulta popular “hasta 2009” con el objetivo de reconciliarse con el PSE. Eso sí, en ningún caso se suspendería. El objetivo sería llevar adelante la integración de las cajas vascas y la creación de un gran banco vasco, que supondría un gran impulso económico para los planes soberanistas del PNV.

Además, Iñigo Urkullu, presidente del PNV, ha moderado su discurso tras las últimas elecciones generales del 9 de marzo, y asegura que todo es negociable mientras el objetivo sea lograr “un acuerdo entre el Gobierno vasco y el central para establecer la normalización política en Euskadi”.

La cúpula del PNV se muestra a día de hoy dividida ante las dos estrategias nacionalistas: la primera, de la mano del lehendakari Ibarretxe, consiste en argumentar el apoyo popular a sus planes independentistas a través de la consulta. La segunda, liderada ahora por Urkullu, se decanta por lograr el control de las instituciones vascas. En los planes de Urkullu, el futuro banco público vasco es de vital importancia.

·Publicidad·
·Publicidad·