Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La ‘intrahistoria’ de la compra de Parmalat España por Ruiz Mateos: año y medio de negociaciones, la competencia de Portugal y la crisis de diciembre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ya es oficial. El empresario José María Ruiz Mateos ha adquirido los activos españoles de la compañía láctea italiana Parmalat. La operación ha ascendido a 188 millones de euros. No obstante, la compra no ha resultado una operación sencilla para el propietario de Nueva Rumasa.

En el día de ayer se hizo oficial la adquisición por parte del empresario José María Ruiz Mateos de los activos españoles de la empresa láctea italiana Parmalat, por un importe total de 188 millones de euros, pagados al contado, por cierto. Esta noticia era conocida en Italia desde hace dos días. No obstante, fue en el día de ayer cuando esta compra se filtró a los medios de comunicación españoles.

De hecho, El Confidencial Digital ha podido saber que la firma efectiva del contrato de compraventa entre ambas entidades -Nueva Rumasa, a través de su división de alimentación Lacteos Siglo XXI S.L., y Parmalat- estaba prevista para este mismo miércoles, en torno a las 18:30 de la tarde.

Pero, como decimos, esta adquisición no ha sido nada fácil para Ruiz Mateos. El empresario, con fama de tener grandes dotes de negociador, ha tenido que solventar algunos obstáculos.

Tal y como se informó en estas páginas –vea aquí la noticia-, Rumasa ya mostró su interés por adquirir Clesa (el activo más importante de Parmalat en España) en octubre de 2005 y en abril de 2006, respectivamente. En ambos casos, las negociaciones no llegaron a buen puerto. Por aquel entonces, ya se barajaba una cifra de la operación que rondaba los 180 millones de euros.

Pero fue en noviembre de 2006 cuando, según algunas fuentes, Rumasa estuvo más cerca de adquirir Parmalat. Por entonces, los italianos ya habían comprado Clesa (con sus siete fábricas en Asturias, Burgos, Madrid, León, Zaragoza, Barcelona y Alicante, y sus 67 delegaciones comerciales) y sus respectivas marcas comerciales, como Cacaolat, Royne, La Levantina, Letona, Ryalcao o Santal. Una operación, se pensaba a finales de 2006, que se cerraría en cuestión de semanas.

No obstante, los acuerdos no fructificaron y, según ha podido saber ECD, las negociaciones entre Parmalat y Rumasa estuvieron a punto de romperse en diciembre del pasado año. A todo esto hay que añadir el interés mostrado por la compañía láctea portuguesa Lactogal, que ha dificultado aún más la estrategia de Ruiz Mateos.

Este miércoles, tras un año y medio de negociaciones Ruiz Mateos logró su objetivo y se hizo con Parmalat España, compañía que sólo en el pasado ejercicio facturó 300 millones de euros. Con esta maniobra, Lacteos Siglo XXI S.L., la división de alimentación de Nueva Rumasa, alcanzará en 2007 un volumen de negocio superior a los 7.000 millones de euros.