Martes 27/09/2016. Actualizado 20:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Pérez Escolar teme ahora que Botín sea absuelto por Bermúdez incluso antes del juicio, apoyándose en las “causas preliminares”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pérez Escolar maniobra en estos momentos, como ya se informara en estas mismas páginas, para contrarrestar la maniobra del juez Bermúdez, nombrado tempestivamente presidente de la sala que juzgará a Emilio Botín por el caso de las jubilaciones millonarias, tras una curiosa maniobra. La acusación particular teme la absolución del banquero, incluso antes del juicio.

Pérez Escolar maniobra en estos momentos, como ya se informara en estas mismas páginas, para contrarrestar la maniobra del juez Bermúdez, nombrado tempestivamente presidente de la sala que juzgará a Emilio Botín por el caso de las jubilaciones millonarias, tras una curiosa maniobra. La acusación particular teme la absolución del banquero, incluso antes del juicio. El próximo 10 de enero, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará a Emilio Botín, a José María Amusátegui, ex presidente del Santander Central Hispano (SCH), y al ex consejero delegado Angel Corcóstegui para determinar si éstos recibieron millonarias indemnizaciones con el único objeto de “dejar el campo libre a Botín” en el BSCH. Como ya anunciara ECD, las dos acusaciones particulares de este proceso, Rafael Pérez Escolar y Francisco Franco Otegui, estarían valorando seriamente la impugnación del juez Javier Gómez Bermúdez tras su inesperado nombramiento como presidente de la sala que juzgará el caso, en sustitución de Ángela Murillo, inicialmente designada. Fuentes cercanas a Pérez Escolar confirman que el temor se extiende a la posibilidad de que Botín sea absuelto antes incluso del próximo 10 de enero. Escolar sospecha que, sirviéndose de lo que se conoce como “causas preliminares”, el presidente del Tribunal logre la absolución del imputado amparándose en una de ellas. De esta manera, evitaría que el presidente del Banco Santander Central Hispano se siente siquiera en el banquillo de los acusados.