Lunes 21/08/2017. Actualizado 02:39h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los herederos de Perfumerías Gal reclaman que se les devuelvan los terrenos del estadio del Real Unión en Irún si los recalifican para construir viviendas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La tercera generación de la familia de perfumeros Gal ha solicitado al Ayuntamiento de Irún que, en caso de llevarse a cabo la recalificación de los terrenos que actualmente acogen el estadio del Real Unión, uno de los equipos más veteranos del país, para destinarlos a la edificación de viviendas, se les devuelva dicho terreno.

Salvador Echeandía Gal, fundador de Perfumerías Gal y nacido en Irún, fue quien donó a la localidad guipuzcoana el terreno en el que construyó el estadio de fútbol ‘Stadium Gal’, sede del Real Unión. El estadio, inaugurado en 1926, se renovó en 1997, aunque sigue manteniendo su denominación y ubicación iniciales. Según ha sabido El Confidencial Digital, los herederos de Echeandía, -los nietos del famoso perfumero- están en conversaciones con el Ayuntamiento de Irún “para ver qué pasa con la propiedad de los terrenos del Stadium Gal”.

A día de hoy, el Ayuntamiento de Irún es propietario del 68% de los terrenos en los que se asienta el Stadium Gal. En la zona también se encuentra la empresa de transportes DOMAN, con la que se está negociando su traslado a otra parte de la ciudad.

Directivos de Puig Beauty & Fashion, propietaria de la cadena y marcas Gal apuntan en este sentido que “si finalmente se recalifican los terrenos para su venta, quieren que se les devuelvan ya que se estarían incumpliendo los acuerdos mediante los que los cedió su abuelo”. De hecho, recuerdan allegados de la tercera generación Gal, “se cedieron con uso no comercial, sino deportivo-cultural”.

Concretamente, y tal y como se recoge en la memoria del proyecto en cuestión, se trata de una “parcela de equipamiento deportivo 22.620 metros cuadrados y con una regulación definida como régimen normativo singularizado”.

Por su parte, fuentes del consistorio preguntadas por ECD al respecto se remiten al Plan General de Reorganización Urbana y matizan que "se está trabajando en la aprobación definitiva", ya que la parcial tuvo lugar el pasado mes de diciembre. El proyecto contempla la construcción de un nuevo campo de fútbol, un frontón y una estación de autobuses en el área Iparralde-Gal.

La iniciativa se completa con la construcción de 400 viviendas en el entorno, de las que, al menos, un 20%, serían de VPO, según matizan fuentes conocedoras del proyecto. La empresa encargada de la edificación y venta de los pisos es la misma que se hará cargo de la construcción de las instalaciones deportivas y de la estación “sin ningún coste para el consistorio”, explican estas mismas fuentes.

Es precisamente este aspecto el que ha suscitado el enfado de los Gal, quienes se preguntan qué pasa con los acuerdos de cesión que permitieron levantar el estadio original, así como con el proceso de recalificación de terrenos necesario para iniciar las obras.

Técnicos con acceso a la concejalía de Urbanismo calculan que reformar el Stadium Gal y trasladarlo apenas unos metros de su ubicación actual costaría en torno a 300.000 euros. En el entorno del club futbolístico recuerdan no obstante que la anterior reforma rondó los “700 millones de pesetas de aquel entonces” y que “no han pasado más que diez años”.

Los planos y pliegos de condiciones a los que ha tenido acceso este confidencial describen el nuevo campo, que se asentaría en parte de los terrenos de la empresa de transporte, tendría un aforo de entre 6.000 y 8.000 espectadores y en el lateral exterior, que da a la avenida de Iparralde, se situarían un bar, un restaurante, oficinas y locales comerciales. La estación de autobuses, junto al estadio, estaría totalmente cubierta y también ofrecería oficinas. Finalmente, el frontón contará con la homologación necesaria para celebrar partidos de pelota profesionales.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·