Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Perplejidad en Bruselas por la escasa presencia del Gobierno español en la negociación de las ayudas a la industria, pesca y ganadería

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La pasada semana, Bruselas era un ir y venir constante de altos cargos y funcionarios de los distintos países de la Unión que negocian las próximas reformas económicas. ECD ha podido constatar no poca sorpresa en algunos observadores comunitarios por la escasa presencia del Gobierno español en este trascendental proceso, muy diferente al trasiego de alemanes, franceses e italianos.

La pasada semana, Bruselas era un ir y venir constante de altos cargos y funcionarios de los distintos países de la Unión que negocian las próximas reformas económicas. ECD ha podido constatar no poca sorpresa en algunos observadores comunitarios por la escasa presencia del Gobierno español en este trascendental proceso, muy diferente al trasiego de alemanes, franceses e italianos.

 

La Comisión Europea discute estos días temas de gran importancia para las regiones de la Unión: la reforma del pacto de estabilidad y crecimiento, el nuevo marco financiero de la Unión y la estrategia para las reformas económicas de Lisboa.

 

Destacados observadores internacionales en Bruselas han expresado a El Confidencial Digital su sorpresa por la caída en el número de visitas de alto nivel del Gobierno español a los organismos europeos estas últimas semanas, en defensa de los legítimos intereses de España en el sector industrial, agropecuario y ganadero.

 

La ratificación del tratado europeo que ha tenido lugar en España este domingo se ha entendido como una causa que justificaba esta disminución de la presencia. Pero hay que considerar que, mientras tanto –explican las mismas fuentes-, altos cargos y funcionarios de países con intereses contrapuestos a los españoles trabajan para obtener los mayores beneficios para sus naciones.

 

Se destaca, concretamente, la presencia de franceses y alemanes en la capital belga, incluyendo a varios ministros de esos gobiernos. No obstante, quién más parece estar trabajando por obtener el mayor número de ventajas para su país es Italia. Berlusconi ha enviado la semana pasada a Bélgica a tres ministros de su gabinete y a cien altos funcionarios que están negociando a favor del país transalpino.

 

La edición del Financial Times del pasado jueves recogía una muestra de lo que está sucediendo: España dejará de recibir 85.000 millones de euros, una parte por dejar de ser país receptor y convertirse en país emisor de ayuda pero, también, aseguran desde Bruselas, por la deficiente capacidad negociadora demostrada hasta la fecha.