Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El empeño de Polanco, Alicia Koplowitz y El Corte Inglés en la venta de Iberbanda a Telefónica preocupa a los trabajadores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Grupo Prisa, Omega Capital y El Corte Inglés vuelven a la carga, es decir, a intentar venderle Iberbanda a Telefónica. Existe una estrategia para llevar la operación a buen término y los trabajadores vuelven a temer por sus puestos de trabajo.

Hace casi un año, El Confidencial Digital informó de las negociaciones que se estaban llevando a cabo para la compra por parte de Telefónica de la operadora de telefonía vía radio Iberbanda. Se llegó a realizar una oferta en firme pero los principales accionistas (Jesús de Polanco, Alicia Koplowitz e Isidoro Álvarez) vieron frustrados finalmente sus deseos.   El pasado mes de enero, el Ejecutivo rechazó la operación, de acuerdo con las recomendaciones negativas realizadas por el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). La decisión del Gobierno y los reguladores se amparaba en la consideración de que esta operación podía afectar de forma efectiva a la competencia del mercado de acceso a Internet de banda ancha.   Hay que tener en cuenta que con esta maniobra, Telefónica se situaba en una situación ventajosa por la condiciones de compra: se hacía con los activos y pasivos de Iberbanda que incluían los contratos que la operadora tenía en vigor con El Corte Inglés y Prisa.   Sin embargo, los vendedores han vuelto a poner en venta la operadora dejando fuera, en esta ocasión, esos contratos que frenaban hasta ahora la negociación. Telefónica sigue muy interesada en “potenciar y desarrollar” la oferta de la tecnología de acceso vía radio o LMDS (Local Multipoint Distribution System) a los proveedores y operadores que operan en la banda de 3'5 GHz. Polanco, Koplowitz y Álvarez siguen empeñados, por su parte, en hacer rentable de una vez una inversión que hasta ahora ha dado muy pocos dividendos.   La clave, según los expertos, es conocer el precio que comprador y vendedores estipulan en esta segunda operación, que debería ser sensiblemente más bajo que la anterior oferta pues Iberbanda llegará en esta ocasión “vacía”, sin el negocio que actualmente detenta.   Por su parte, los trabajadores de la operadora siguen con preocupación el curso de los acontecimientos. Según pudo confirmar este confidencial en su día, la sociedad valoró muy seriamente llevar a cabo un ajuste laboral que facilitara el acuerdo con Telefónica. Si Iberbanda tenía contratados a unos 150 trabajadores, el plan citado contemplaba que 50 de ellos fueran recolocados en las empresas de los principales accionistas; otros cincuenta fueran indemnizados; y los cincuenta restantes quedaran integrados en el nuevo equipo de la operadora de LMDS.

·Publicidad·
·Publicidad·