Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Rajoy anunció en el Congreso un déficit por debajo del 7% para impedir que Moody`s y Standard & Poors rebajaran a ‘bono basura’ la calificación de España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Detrás del anuncio de Mariano Rajoy en el Debate sobre el Estado de la Nación de que el déficit de 2012 quedará por debajo del 7% hay una explicación. El presidente del Gobierno supo, de antemano, que las agencias de calificación Moody's y Standard & Poors estaban estos días pendientes de esa cifra para decidir la calificación de España.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del Gobierno, Rajoy tuvo en cuenta que las agencias de calificación, especialmente Moody`s y Standard & Poors, estaban pendientes de ese dato crucial para decidir sobre la calificación de España.

Tampoco pasó por alto que su discurso en el Congreso, que englobaba los resultados completos de su primer año de Gobierno, iba a ser analizado minuciosamente por las agencias de rating y los inversores.

Por ello, según las fuentes consultadas, consideró enviar un mensaje a Moody`s (Baa3) y Standard & Poors (BBB-), que sitúan, de momento, el riesgo crediticio de España justo por encima de la línea roja del ‘bono basura’. Las dudas sobre el déficit o un escenario de excesiva desviación (próximo al 8%) podían conducir a una rebaja al grado de no inversión.

Preocupaba menos el caso de Fitch (BBB), que mantiene todavía la calificación un peldaño más arriba que Moody`s y Standard & Poors.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció en el Debate del Estado de la Nación que el déficit público cerró 2012 por debajo del 7% del PIB, frente al 6,3% comprometido con Bruselas.

Aseguró que la reducción del déficit público ha estado por encima de los 16.500 millones de euros a los que se comprometió en el debate de investidura, y ha terminado superando los 21.000 millones de euros (alrededor de dos puntos porcentuales de PIB aproximadamente).

Dado que en 2011 el déficit de las administraciones públicas acabó en el 8,9 %, el déficit de 2012 habría terminado en el entorno del 6,9 %.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·