Viernes 18/08/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El 'banco malo' de Rajoy divide a los dos ministros económicos. Luis de Guindos ha logrado convencer a Montoro con el argumento de que no necesitará ayudas públicas que aumenten el déficit

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al final, sí habrá 'banco malo'. Aunque Mariano Rajoy afirmó en su discurso de investidura que no era partidario de esta fórmula para limpiar los activos tóxicos de los balances de las entidades financieras, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha convencido al propio presidente y al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. Argumento: no requerirá ayudas públicas que hagan aumentar el déficit.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, por fuentes financieras, De Guindos les ha dejado claro que la creación de esta institución no va a suponer un aumento del déficit público, y, además, que quienes asumirán su coste serán las propias entidades financieras a través de fusiones.

De hecho, el ministro de Economía y Competitividad ha encargado a su equipo que prepare todos los aspectos legales y presupuestarios necesarios para poner en marcha está fórmula para dar salida a los activos dañados del sector financiero antes del cierre del primer semestre de 2012. A Luis de Guindos se le considera el principal impulsor del ‘banco malo’ dentro del nuevo Gobierno.

Según las fuentes consultadas, la aprobación del ‘banco malo’ irá a una de las próximas reuniones de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, que se reúne todos los jueves, y está presidida por el propio Mariano Rajoy y los ministros del área económica del Ejecutivo.

Cambio de opinión

El presidente del Gobierno afirmó durante su discurso de investidura que “no era partidario de crear un ‘banco malo’”, al responder a la interpelación del portavoz de Izquierda Unida en el Congreso, Cayo Lara, que le cuestionó directamente sobre este asunto. Pero su respuesta fue muy medida: no quiso descartarlo por lo que pudiera pasar.

Uno de los más críticos con esta medida era el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Hasta hace unos días, mantenía su oposición en público a la creación del ‘banco malo’. No estaba dispuesto a una mayor desviación del déficit -que se aproximará al 8% en 2011, dos puntos por encima del objetivo comprometido con Bruselas (6%), y lejos del 4,4% marcado para finales de 2012.

Su posición es determinante, ya que es el responsable de elaborar los Presupuestos Generales del Estado.

Sin embargo, De Guindos no tiene previsto utilizar recursos públicos en esta nueva oleada de fusiones bancarias. Que sean las propias entidades las que cubran las pérdidas en la configuración del nuevo mapa financiero.

Y si se recurre a ayudas del Estado, siempre con contrapartidas para las cuentas públicas. Esta propuesta si convence a Cristóbal Montoro, que trabajará conjuntamente con Economía y el Banco de España en el proyecto de ‘banco malo’.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·