Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Revolución en BBVA: ha comenzado la selección de sucursales que dejarán de ser sólo oficinas bancarias y cambiarán incluso los horarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de BBVA, Francisco González, ha cambiado hasta la forma de hablar de la entidad. Ya casi nunca se refiere a él como “banco”, sino como “compañía”. Está empeñado en convertirlo en una empresa de servicios, no sólo financieros, y las sucursales van a “sufrir” las consecuencias.

La revolución de las oficinas bancarias ha comenzado. BBVA quiere que la mitad de sus sucursales en España se conviertan en tiendas polivalentes en tres años. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, el proceso de selección de sucursales ya ha comenzado y antes de fin de año habrá varias decenas en funcionamiento, con programas de evaluación.

Según los responsables de esta área, el banco tiene unos 200.000 clientes que se acercan cada año a sus sucursales adquirir o contratar servicios que no son puramente bancarios, tales como seguros o compra de bienes de consumo. La meta fijada en el nuevo plan es llegar a los dos millones.

Para lograrlo, el banco va a redistribuir el espacio interior de las sucursales elegidas, de forma que las actividades puramente bancarias pasen a ocupar un espacio no sólo menor que el actual, sino minoritario. Algunas dispondrán incluso de cafetería, para que los clientes puedan relajarse mientras piensan sus compras, igual que ocurre en los centros comerciales.

Lógicamente, reconvertir las oficinas en tiendas obligará a modificar los horarios, puesto que muchas de las compras serán realizadas por los clientes en momentos que no coinciden con el actual.

ECD ha podido saber que esa cuestión no es motivo de preocupación para los responsables de recursos humanos del banco, ya que en todo este proceso, que durará tres años, habrá también una redefinición de las funciones de buen número de empleados, así como de premios y objetivos.

Por otra parte, y según confirmó Francisco González, este cambio de modelo bancario no provocará disminución de la plantilla, ya que “las personas que se ahorren con la nueva tecnología harán falta para atender el incremento previsto en el volumen de negocio”, dijo.

El presidente y el consejero delegado, José Ignacio Goirigolzarri, desvelaron la pasada semana los detalles de un ambicioso plan de innovación tecnológica, en el que invertirán 5.600 millones de euros en tres años, “procedentes todos de los beneficios de cada ejercicio”. Lo explicaron a 1.800 directivos en Madrid y a otros 200 vía satélite en 33 países más.