Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La SEPI decide la próxima semana el futuro de Izar: Navantia también se movilizará si se venden por separado los astilleros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los trabajadores de Izar conocerán la próxima semana las pujas presentadas a la SEPI por la sección civil de los astilleros. Los sindicatos afirman ahora que si el Gobierno no cumple los acuerdos de venta movilizarán a todo el sector, incluido Navantia.

Los trabajadores de Izar conocerán la próxima semana las pujas presentadas a la SEPI por la sección civil de los astilleros. Los sindicatos afirman ahora que si el Gobierno no cumple los acuerdos de venta movilizarán a todo el sector, incluido Navantia. Hoy finaliza el plazo establecido por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para que las empresas que han pujado por la división civil de Izar presenten sus ofertas revisadas. De este modo, el organismo cumple con el calendario previsto, pues el pasado 31 de enero recibió todas las pujas y estableció quince días hábiles para revisar los errores. Como ya avanzó ECD el pasado 3 de febrero, la sección civil de Izar -que se encuentra repartida entre Sestao, Sevilla, Gijón y Manises- podría ser vendida por separado, en contra de lo acordado por el Gobierno socialista, la SEPI y los sindicatos. Fuentes sindicales reconocen que no se ha presentado ninguna oferta conjunta y señalan que ofrecerán la alternativa a la SEPI de no vender Izar a ninguno de los pujantes en caso de que no quieran unirse como socios para conformar un grupo industrial. Según dicen, sería más sensato declarar nulo el concurso, que incumplir los acuerdos. Esa ruptura, dicen, sería un “fracaso del actual Gobierno” y vendría seguida de una movilización en todo el sector, incluida la empresa española de construcción naval militar Navantia, que surgió de la división de Izar. Según recuerdan, esta empresa también es parte del acuerdo con la SEPI, por lo que si se incumple lo pactado afectaría a sus trabajadores. Hay que recordar que el objetivo de los acuerdos es evitar el despiece de la compañía para que con el cambio de propietario no se produzcan operaciones especulativas de carácter inmobiliario que pongan en riesgo los puestos de trabajo, dado que parte del valor de estos astilleros es su ubicación geográfica.