Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El Santander Central Hispano “vendió” como hecho histórico algo que sólo duró siete días: ser primeros en capitalización

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Banco Santander intentó “vender” a bombo y platillo la noticia de que se había convertido en la primera empresa española por capitalización bursátil, pero la operación no le salió demasiado bien.

Banco Santanderintentó “vender” a bombo y platillo la noticia de que se había convertido en la primera empresa española por capitalización bursátil, pero la operación no le salió demasiado bien. En efecto, la entidad bancaria buscó sacar tajada a la circunstancia de que, por vez primera vez en la historia de BSCH, la entidad había conseguido superar a Telefónica en capitalización. Se cuenta en fuentes financieras que, al parecer, Emilio Botín, Alfredo Sáenz y el jefe de comunicación del banco se dedicaron ese día a llamar por teléfono a periódicos, radios y televisiones, y a los periodistas responsables personalmente, para “vender” la novedad, con frases del estilo de: “Trátalo bien. Es histórico. Nos salimos. Esto es la bomba”. La alegría, sin embargo, les duró siete días, el tiempo que tardó Telefónica en volver a ocupar de nuevo la primera plaza de ese ranking. Para algunos observadores, la táctica de Botín era bastante arriesgada, porque Telefónica podría sumar las capitalizaciones de su división de móviles, de las subsidiarias en distintos países, de TPI, etc. y arrasar. La operadora española es segunda del mundo (e incluso algunos días se coloca primera) en un sector como el de las telecomunicaciones que, según reconocen en privado sus directivos, no acaba de despegar del todo. Aún así y con todo, suelen estar arriba en los ránkings. Esta maniobra de los responsables de comunicación e imagen del Santander no ha sentado muy bien entre los especialistas, por haber querido “vender” un hecho circunstancial y efímero como si hubiera sido algo histórico e irreversible. Esos días, desde Telefónica se decidió dejar pasar el asunto, es decir, no hacer nada, ni responder.