Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Tenso pulso entre los Albertos, los March y Florentino Pérez por los tres asientos vacantes del consejo de Unión Fenosa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este lunes se celebra el consejo de administración de Unión Fenosa que colocará al frente de la eléctrica a Pedro López Jiménez. La pugna por la designación de los tres nuevos consejeros que sustituirán a los que hasta el momento representaban los intereses del Santander ha enfrentado a los accionistas de ACS.

Este lunes se celebra el consejo de administración de Unión Fenosa que colocará al frente de la eléctrica a Pedro López Jiménez. La pugna por la designación de los tres nuevos consejeros que sustituirán a los que hasta el momento representaban los intereses del Santander ha enfrentado a los accionistas de ACS. Los cambios que se harán públicos tras este consejo extraordinario se producen después de que el grupo Santander haya transferido a ACS el paquete de acciones representativas del 22,07% del capital social de Fenosa, en cumplimiento del acuerdo alcanzado el pasado 23 de septiembre entre el banco y la empresa de construcción y servicios. La polémica ha surgido en las negociaciones previas a la propuesta realizada por parte de Florentino Pérez de los tres nuevos consejeros, en sustitución de los nombrados por el Santander y que dejan su cargo: Miguel Geijo Baucells, Gonzalo Miláns del Bosch y Marcial Portela Álvarez. Según fuentes cercanas a la constructora, han surgido muchos postulantes para esos asientos. El pulso ha tenido como protagonistas a las tres principales “familias” de la sociedad: los Albertos, los March, y el propio presidente de ACS. El debate ha resultado agrio y tenso. Recordar, además, que existe cierta inquietud en la compañía presidida por Florentino Pérez tras conocerse que el Gobierno anda bastante molesto por el modo en que se avisó a Moncloa de la compra de Fenosa. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, en uno de los ministerios económicos existe efectivamente un gran enfado “al más alto nivel” con los protagonistas del acuerdo con el Santander pues —explican desde el gobierno- “informaron sólo con unos minutos de antelación al anuncio oficial de la operación”.