Martes 27/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Juan José Toribio se perfila para el Consejo Ejecutivo del Banco de España como hombre de consenso de la clase política

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los analistas financieros ya han oído hablar de uno de los candidatos idóneos para un puesto en el Consejo Ejecutivo del Banco de España. Según ha podido saber ECD, Juan José Toribio, destacado discípulo del profesor Friedman –premio Nobel de Economía en Chicago- tiene muchas papeletas para ser uno de los elegidos.

Los analistas financieros ya han oído hablar de uno de los candidatos idóneos para un puesto en el Consejo Ejecutivo del Banco de España. Según ha podido saber ECD, Juan José Toribio, destacado discípulo del profesor Friedman –premio Nobel de Economía en Chicago- tiene muchas papeletas para ser uno de los elegidos.

 

Las vacantes del Consejo Ejecutivo del Banco de España van a ser cubiertas próximamente. Al menos así lo ha pedido la Unión Europea instando al Gobierno de Rodríguez Zapatero a no retrasar más esas designaciones. De hecho, el presidente del Ejecutivo ya ha realizado diversas consultas a los diferentes partidos políticos para intentar llegar a un acuerdo consensuado sobre los candidatos.

 

Por lo pronto, algunos analistas ya dan un nombre por bueno: Juan José Toribio. Y es que uno de los avales de Toribio es su alta consideración en la práctica totalidad de las formaciones. PSOE, PP, PNV, CiU y CC no verían con malos ojos su designación, habida cuenta de que jamás ha estado vinculado con ningún partido.

 

Toribio presenta un currículum de alto nivel, empezando por sus años de trabajo en el Fondo Monetario Internacional como director ejecutivo, su desempeño como secretario general de La Caixa o su condición de profesor de Finanzas en la prestigiosa escuela del IESE.

 

Por sus clases han pasado desde Carlos Solchaga a Elvira Rodríguez, pasando por Jordi Sevilla o José Folgado. Incluso, algunos expertos le atribuyen desde el comienzo de la democracia haber sugerido a los gobiernos de turno nombres de amigos y discípulos para cargos de responsabilidad.

 

De él se dice en sectores financieros que sería el candidato independiente ideal para ese Consejo Ejecutivo del Banco de España que está a punto de formarse.

Algunos comentan con cierta malicia que si su independencia pudiera ser obstáculo para ser finalmente uno de los elegidos, a su favor jugaría su afición por el Fútbol Club Barcelona, al igual que Zapatero, fruto de los años que pasó en Cataluña.